CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

jueves, 28 de julio de 2016

YOGA

Hoy voy a compartir con vosotras una práctica de yoga que se llama "Mi jardín interior". Es un ejercicio para trabajar el cuerpo espiritual, Samadhi.  Ello nos ayuda a mirar hacia dentro fomentando "La vida Interior".

 Con este tipo de prácticas podremos ayudar a nuestr@s hij@s a valorar su vida interior, sus adelantos y dificultades, respetar sus formas de hacer y abrirnos a sus ideas sin imponer las nuestras. Con las prácticas de Samadhi se despierta en l@s niñ@s la certeza de que parte de lo que necesitan para sentirse bien está en su interior. Dejando así de reclamar al entorno que cambie para sentirse mejor. 
Os recomiendo practicarlo vosotras antes de proponérselo a l@s niñ@s. 
"El jardín interior" es un espacio de recogimiento que principalmente se trabaja desde el interior.
Crearemos un lugar personal interior que ofrezca la capacidad de creación, creer en nuestra capacidad creadora y generar un espacio elegido y creado por nosotr@s mism@s en nuestro interior. 
Nosotr@s nos invitaremos a crear ese jardín, con sugerencias: ahora vamos hacia un jardín, abrimos la puerta, la describimos,..Hay mariposas, ...animales,... Después nos propondremos ver la puerta y demás.. y lo crearemos en nuestra imaginación ordenadamente. 
En todo jardín habrá:
- Una puerta
- El abuelito o la abuelita árbol.
Este jardín será el nuestro al cual podremos volver siempre que lo necesitemos.
En el árbol podemos colgar algún deseo, necesidad, preocupación, y dejarla allí reposar o para siempre. También podemos poner la oreja en el tronco del árbol, a ver si nos dice algo, o abrazarlo simplemente.
Para hacer esta práctica elegiremos un lugar aireado y en el que podamos estar estos minutos en silencio y tranquil@s de que nadie nos interrumpirá.
Yo os recomiendo tumbad@s bocarriba con los brazos a los lados del cuerpo, y los ojos cerrados. Con niñ@s os recomiendo no ser muy directiv@s, ell@s llevan el yoga dentro, y buscarán la manera de tumbarse adecuada a ell@s, sobre cerrar los ojos invitarles pero no obligarles, con los más pequeñ@s será tarea difícil y con abiertos lo harán perfectamente. 
Por último deciros que toda práctica es voluntaria y nunca obligarse ni obligar a l@s niñ@s. Disfrutadla!! A vuestr@s hij@s les encantará. 
Publicar un comentario