CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

viernes, 19 de agosto de 2016

CUANDO DEJAMOS DE CONTROLAR TODO TOMA OTRO COLOR


Hace unos días vinieron mis dos ahijados a dormir a nuestra casa, 13 y 15 años. Son parte de nuestra familia ya que hemos compartido muchos ratos, amor, ....
El menor se quedó a pasar el día siguiente con nosotros, en especial con mi hijo.
A eso de las dos del mediodía me dijeron que hacía mucho calor y que se iban en bici a darse un baño en la playa. Mi cabeza por poco tiempo estuvo diciendo:
¡Si es casi la hora de comer!
Pero paré y les dije que fueran y disfrutaran.
Ellos me preguntaron hasta que hora. Les voví a animar a que gozaran, que sin prisas ni horas que cuando les apeteciera volver que lo hicieran, y a los dos se les dibujó una sonrisa.
Volvieron a las seis menos veinte o así, felices, tranquilos, auténticos, llenos de ganas de contar sus baños, los perros que  habían visto....
Les preparé la comida. Mi hijo vino por detrás en la cocina y me dijo que soy la mejor madre del mundo, que gracias por preparar la comida, y que otra madre le hubiera dicho que a las tres a comer.
Y nos abrazamos.
Él parece no darse cuenta que esa madre de venir a las tres soy yo hace muy poco. Me hizo sacar una sonrisa. Hablaré con él sobre esto en otro momento de intimidad porque está preparado y consciente para saber que esa otra madre lo hacía desde el control no desde el corazón.
Esa madre ha despertado gracias a vosotras y a las mujeres de La Tribu a la que pertenezco, así que de parte de mi hijo y ahijado millones de gracias por hacerme estar más consciente y presente.
Gracias amigas, La Tribu y el blog son regalos que el universo me da y que agradezco.
Publicar un comentario