CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • MINDFULNESS PARA UNA MISMA, MINFULNESS SI ACOMPAÑAS A NIÑ@S, MINDFULNESS SI ACOMPAÑAS A JÓVENES, MINDFULNESS CON LA PAREJA, MINDFULNESS EN LA ESCUELA Y EL INSTITUTO MINDLEARNING

lunes, 15 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 19: MINDFULNESS AL COMPARTIR EMOCIONES


CHISPITA DE MINDFULNES NÚMERO 19: MINDFULNESS AL COMPARTIR EMOCIONES

Erlazionatutako irudia

Te invito a que cuando tu corazón, la emoción que estás sintiendo te pida, sientas que necesita ser compartida con alguien: una amiga, tu pareja, tu hermano, tu hijo,...
Lo aceptes.
La compartas.
En esos momentos en los que estás dejándote sentir, y te viene al corazón una persona, sé Amable Contigo Mism@ y llámale, escríbele, comparte con él, con ella tu sentir, tu emoción: tristeza, enamoramiento, alegría, entusiasmo, miedo,rabia,...
💜
Si eres la persona que recibe este regalo de compartir una emoción, te invito a que aceptes el regalo de compartir esa intimidad emocional que tu amiga, tu hijo, tu pareja,...te da y lo abraces.
Te invito a que le escuches.
 Te invito a que no le preguntes.
 No supongas. 
Simplemente sé amable contigo mism@.
Acepta el amor, la confianza que esa persona, su corazón ha decidido regalarte. 
Y dale las gracias a ella y al universo por estar ahí por y para ti, y date las gracias a ti por estar por y para esa persona.















lunes, 8 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 18: ENFADO MINDFULNESS


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 18: ENFADO MINDFULNESS

Erlazionatutako irudia

Desde niña vivo con el enfado. 
El enfado es una emoción que me visita a menudo.
El enfado es una emoción que conozco desde niña.
Antes de conocer el Mindfulness sentía que estar enfadada era algo que no estaba bien.
Sentía que el estar enfadada tantas veces como lo estaba era porque algo no iba bien en mi.
Sentía que tenía que disimular mi enfado, ocultar mi enfado en ciertas circunstancias y ante ciertas personas.
Sentía que el estar enfadada daba permiso para gritar, faltar el respeto a las personas queridas.
Que estar enfadada era una excusa para muchas reacciones irrespetuosas.
También creía que me enfadaba por culpa de las demás personas, por las circunstancias, por algo ajeno a mí. 
He estado muchos años intentando no enfadarme aunque sentía el enfado en mí claramente. 
Cuando empecé a indagarme buscaba una solución a mi tendencia a enfadarme. 
Mi foco era quitar, deshacerme de ese enfado. 
Sacar el enfado de mi vida.
 Si además alguien me preguntaba por qué estaba enfadada, 
mi enfado se hacía más grande, ya que quería que supieran por qué estaba enfadada sin yo tener que explicarles. 
Ahora con la practica del Mindfulness comprendo y siento que el enfado es una emoción legítima.
fuego en el corazon bilaketarekin bat datozen irudiak

Con la práctica del Mindfulness, 
dedicándome unos instantes al día a sentir mi corazón me doy cuenta de que muchas veces lo que creía enfado es en mi sentir tristeza. 
Y sí me enfado.
 Sigo enfadándome. 
Hoy, me he enfadado. 
He tomado ese enfado como mío.
Mi hijo me ha preguntado por qué estaba sensible.
Y he podido compartir mi enfado con mi hijo. 
Compartirlo, explicarle de dónde me venía.
Como el enfado que sentía era mío y nada tenía que ver con él.
Ahora me enfado cada vez más con consciencia. 
Me enfado y me resposanbilizo de ese enfado que siento. 
Me enfado, y paro.
Abrazo a mi enfado. 
Lo acepto como una emoción mía.
Me enfado con una mente serena y un corazón amable conmigo misma.
Por eso te invito a que practiques esta Chispita de Mindfulnes
Cuando sientas que la emoción del enfado te visita:

Saluda a tu enfado. 
Dale la bienvenida, ya le conoces. 
Abraza a tu enfado.
Es tuyo.
La emoción del enfado es tuya.

Te invito a que te ayudes de la inspiración y de la exhalación para llevar a cabo esta práctica.
Al inhalar salúdala, te invito a que crees tu propio saludo.
Al exhalar, acéptala. 
Te invito a que hagas unas cuantas de estas respiraciones conscientes saludando y aceptando tu enfado.
A mí me hace sentirme amable conmigo misma.
Dedicarle un tiempo a mi enfado, en vez de querer que se vaya cuanto antes, de querer que no vuelva, me ayuda a aceptarme, a quererme, a ser amable conmigo misma y las demás personas. 
Me ayuda a poder acompañar de una manera consciente el enfado de las personas que me rodean.

 Aquí el vídeo con esta Chispita número 18: Enfado Mindfulness








lunes, 1 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 17: RESPIRAR MINDFULNESS



CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 17: RESPIRAR MINDFULNESS



RESPIRANDO bilaketarekin bat datozen irudiak

Respirar.
Vamos con nuestra respiración allá a donde vamos.
Respiramos.
Respiramos.
La respiración va con nosotr@s a todos lados. 
La respiración está con nosotras en todo momento.
Respiramos de día.
Respiramos de noche.
Respiramos cuando estamos alegres.
Respiramos cuando estamos felices.
Respiramos cuando nos sentimos tristes.
Respiramos cuando nos sentimos enfadad@s.
Respiramos cuando tenemos miedo.
Respiramos cuando estamos tranquil@s, en calma.
Respiramos y respiramos.
niños respirando bilaketarekin bat datozen irudiak
El respirar es en mi experiencia el lugar a donde voy cuando siento que voy a perder mi rumbo hacia la consciencia.
Voy a mi respiración cuando mi hija sufre.
Busco mi respiración ante un conflicto.
La busco, voy a donde mi respiración está y siempre la encuentro.
A veces en mi pecho.
A veces en mi vientre.
Otras en la garganta.
Esté donde esté mi respiración me invita a estar con ella.
Me invita a buscar un lugar, una manera amable de estar, de tomar el aire, y de expulsarlo.
En mi cuerpo mi respiración descansa, está en calma cuando está en mi vientre.
Allí se siente segura, en calma, fluye.
Y yo con ella. 
A veces mi mano va sin darme cuenta a mi vientre.
Y sube y baja con la respiración, con mi vientre.
Es maravillosa la sensación.
Sentir que respiro.
Que estoy viva.
Que mi respiración busca un lugar en mi cuerpo dependiendo de cómo yo me siento.
Wuauu, es maravilloso.
Pura conexión.
Erlazionatutako irudia
Por ello te invito a que esta Chispita la practiques siempre que te acuerdes.
Busca tu respiración.
Ve hacia donde está tu respiración.
No la intentes cambiar.
Búscala.
 Acompáñala.
Quizás la notes en el pecho.
Acompáñala.
Quizás en los orificios de la nariz.
Acompáñala
Quizás en tus costillas.
Acompáñala.
Quizás en tu vientre.
Acompáñala.
Quizás no puedes respirar fluidamente.
Acompaña ese no fluir.
Es tuyo.
Abrázalo.
Y la respiración irá encontrando un lugar donde poder fluir.
Y tú con ella.
Con tu respiración.
💜💚💙💛
Te invito a que te digas estas palabras:
Inhalo, y sé que estoy inhalando.
Exhalo, y sé que estoy exhalando.
Inhalo, sonrío.
Exhalo, relajo.
Deseo que disfrutes esta Chispita.

lunes, 25 de diciembre de 2017

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 16: MINDFULNESS EN CADA BOCADO


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 16: MINDFULNESS EN CADA BOCADO, EN CADA SORBO

Erlazionatutako irudia

Te invito a que cuando vayas a comer algo, 
PARES.
Quizás te ayude a parar, SONREÍR. 
Dibujar una sonrisa en tu cara.
Para ese alimento que tienes, que has preparado, que te han preparado.
Te invito a que mires aquello que vas a comer.
Lo OBSERVES.
Su color.
Su forma.
Lo mires como si fuera la primera vez que ves ese alimento sea cual sea.
DISFRÚTALO.
Una manzana, una naranja, un trozo de pan, una avellana, ....

saborear bilaketarekin bat datozen irudiak

Si su temperatura te lo permite te invito a que lo cojas en tu mano. 
Sientas su textura. 
Quizás sea suave, rugoso,...
DISFRÚTALO.
Su temperatura.
 Frío, caliente, templado, ...
DISFRÚTALO.
Te invito a que lo acerques a tu oído y quizás te sorprenda que escuchas algo: un crujido, algún tipo de sonido.
SORPRÉNDETE.
Te invito a que  lo lleves a la boca y antes de masticarlo, antes de tragarlo, lo tengas por unos instantes en la boca.
Siéntelo en la boca.
Te invito a que lo muevas de un lado a otro.
Te invito a que lo saborees.
Erlazionatutako irudia
Al masticarlo te invito a que des unos pequeños mordiscos, suaves, poco a poco.
Te invito a que antes de tragarlo, mastiques, mastiques, mastiques el alimento suavemente.
Te invito a que esta Chispita la practiques en un sólo bocado.
Te invito a que la practiques en uno de los bocados del desayuno.
O quizás en uno de los bocados de la comida del mediodía.
O quizás prefieres al comer una pieza de fruta entre comida y comida.
La cena también es un momento ideal para que en uno de los bocados estés aquí y ahora.
Te invito a que esta Chispita la incorpores a tu día a día.
La disfrutes en un bocado.

La disfrutes en un sorbo de un café.
Al tomar una infusión.
Un vaso de agua.
Disfruta de esta Chispita.
Y si te apetece compartir, aquí estoy.
animales comiendo bilaketarekin bat datozen irudiak

lunes, 18 de diciembre de 2017

CHISPITA NÚMERO 15: MINDFULNESS AL LLORAR





CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 15: MINDFULNESS AL LLORAR


llorar llorar bilaketarekin bat datozen irudiak


Las alegrías me dan ganas de llorar.
 Unas ganas de llorar que a veces mi pensamiento se cuestiona si ese llanto es adecuado.
 Si ese llanto es para tanto.
Si ese llanto es necesario. 
Y ahí se quedan mis ganas de llorar.
 Cuando un día mi hija me da un abrazo inesperado. 
Se me quedan en la garganta.
Ahí, resistiendo la emoción.
Mi pensamiento me dice que no sea exagerada.
Que no sea melodramática.
Me dice que no es para tanto. 
Mi pensamiento me dice que el llanto hay que dejarlo para las cosas graves.
Para las situaciones serias.
 Para las tristes.
Para las cuestiones imposibles de arreglar. 
Para todo lo demás no es necesario llorar. 
En cambio mi corazón me dice desde hace mucho tiempo que llorar es algo más. 
Yo cuando canto, lloro. 
Hay tonos en los que mi cuerpo de manera natural empieza a llorar al llegar a ellos. 
Es así, yo no hago nada para que suceda. 
El sábado mi amiga Sara García me mandó unas cosas que está haciendo en mi nueva web. 
Al verlas empecé a llorar, así tal cual. 
Y pasó por mi cabeza, no hacerlo.
Sólo estaba emocionada y que no era para tanto. 
Y decidí allí mismo ser amable conmigo misma y dejarme llorar. Llorar la alegría de tener una amiga como Sara. 
Una amiga que me da amor, luz, su talento, su arte en mil y un detalles que veo en mi nueva web. 
Mi pareja estaba al lado mío echando la siesta, y al oírme sollozar, me preguntó si me pasaba algo. 
Le dije que estaba emocionada con la web que Sara me estaba haciendo, con la conexión entre ella y yo. 
Y se quedó tranquilo, dormido de nuevo. 
Me dejó llorar, sin juzgarme.
 Sin reírse por mi lloro.
 Me respetó mi necesidad de llorar.
Ser amable conmigo misma es dejarme llorar.
Llorar sin juzgarme.
Llorar sin que me pidan explicaciones.
Llorar sin pedir disculpas por ello.
Llorar.
Por eso te invito a que te escuches, y que cuando tu cuerpo te pida, quiera, necesite llorar, aflojes, y le dejes, te dejes llorar. 
Es maravilloso en mi experiencia. 
Y si te apetece compartir conmigo tu llorar.
AQUÍ ESTOY POR Y PARA TI. 


lagrimas bilaketarekin bat datozen irudiak

lunes, 11 de diciembre de 2017

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 14: MINDFULNESS A LA HORA DE SENTARTE

CHISPITA NÚMERO 14: SENTARSE MINDFULNESS

sentada mindfulness bilaketarekin bat datozen irudiak
A mí me encanta sentarme Mindfulness.
Recolocar mi espalda.
Colocarla recta.
Colocarla cómoda.
Sentarme con consciencia. 
Sentarme Mindfulness para mí es un arte.
Sentarme con presencia.
Sentarme con las plantas de los pies apoyadas en el suelo.
Sentarme sintiendo cómo de mis pies nacen raíces que se alargan por el suelo, hasta el centro de la Tierra.
Sentarme con la mirada al frente. 
Sentarme y sonreir.
Sentarme y parar.
Parar y sentarme.
Sentarme y sentir que estoy ahí sentada. 
Sentir las partes de mi cuerpo en contacto con la silla, el sofá, la butaca del cine, el escalón, el suelo, el banquito de yoga, el cojín de yoga,...
Sentarme y sentir cuando un/a niñ@ viene y se sienta en mi regazo. 
Sentada sentir cuando mi hijo se sienta encima mío con sus 13 años.
Sentarme encima de mi pareja y jugar, reír, compartir.
Sentarme mirando la mar.
 Sentarme en un muro con los pies colgando.
Sentarme en la hierba.
Sentarme Mindfulness en grupo.
Sentarme a charlar.
Sentarme a comer.
Sentarme a esperar.
Sentarme por el placer de sentarme.
Te invito a que te sientes de manera Mindfulness.
Te invito a que cuando te sientes sea donde sea te dediques unos instantes a darte cuenta, a tomar consciencia de cómo está tu cuerpo. 
Sentarse Mindfulness es en mi sentir un arte, te invito a que lo practiques y si te apetece compartas conmigo tus sensaciones, tus sentares, tus sentadas...
Yo encantada
Erlazionatutako irudia

lunes, 4 de diciembre de 2017

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 13: MINDFULNESS EN LA DUCHA

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 13: MINDFULNESS EN LA DUCHA

Erlazionatutako irudia

Te invito a que seas amable contigo mism@.
En la ducha.
Te invito a que antes de entrar en la ducha te pares por unos instantes.
Te invito a que tomes consciencia de cómo está tu respiración.
Es suave? Es apresurada? Es tranquila? 
Sea como sea, es tu respiración.
Te invito a que la aceptes.
Y que te metas en la ducha.
Te invito  a que observes el grifo, el brazo y la cabeza de la ducha.
Dónde están.
Quizás estén arriba.
Quizás no, y te gusta dirigir tú mism@ el brazo de ducha con tu mano.

Erlazionatutako irudia

Sea lo que sea toma consciencia.
Te invito a que tomes consciencia de cómo te duchas.
Y así que abras el grifo y observes cómo cae el agua.
A chorro.
En chorritos pequeños y suaves.
En chorros fuertes. 
Siente el agua en tu cabeza.
Siente la temperatura.
Ponla a tu gusto.
Siente el agua en el cuello.
Te invito a inclinar la cabeza y sentir el agua en la nuca.
Siente el agua en la espalda.
.....
Y así por todo tu cuerpo.
Ahora te invito a que con todos tus sentidos cojas el jabón,  champú, gel,... y te lo des por el pelo si te apetece, por todo tu cuerpo.
Te invito a que te des con la ayuda de ese jabón, gel, champú,... un masaje a todo tu cuerpo.
Si no usas jabón, gel,... te invito a que ese masaje te lo regales igual igual con el agua que cae.
De nuevo te invito a contemplar el brazo de ducha, la  cabeza de ducha y cómo sale el agua.
Su presión.
Su temperatura.
Y así sintiendo estés hasta que te apetezca.
Y poco a poco cierras el grifo.
Te invito a que pares.
Con una respiración consciente.
Te invito a que salgas de la ducha.
Toma la toalla,...lo que uses para secarte.
Y sigue sintiendo lo mojad@ que estás.
Quizás observes unas gotas de aguacayendo por tu pelo, por tu pierna,...
Siente cómo te vas secando.
Qué parte te gusta más tener seca,...
Dedícate este rato a estar contig@ mism@ y quererte.
Y si te apetece compartir, aquí estoy.

mujer en una bañera bilaketarekin bat datozen irudiak

Esta Chispita de Mindfulness, se puede adaptar a baño en bañera. 
Se puede adaptar a cuando bañamos a un/a hij@, a algúna persona que esté a nuestro cuidado.

Erlazionatutako irudia

Quizás nuestro trabajo es ayudar, acompañar en el aseo a niñ@s, a jóvenes, a personas adultas, personas de cualquier edad que lo necesitan.
Te invito a que te dejes fluir por la energía y la magia del agua, y de los momentos de aseo personal.
Que lo disfrutes.