CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • MINDFULNESS PARA UNA MISMA, MINFULNESS SI ACOMPAÑAS A NIÑ@S, MINDFULNESS SI ACOMPAÑAS A JÓVENES, MINDFULNESS CON LA PAREJA, MINDFULNESS EN LA ESCUELA Y EL INSTITUTO MINDLEARNING

lunes, 7 de mayo de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 2: RESPIRAR AL SON DE UNA PERSONA QUE AMAS


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 2: MINDFULNESS AL RESPIRAR AL SON DE UN SER QUERID@ 

Esta chispita se la dedico a una amiga, a mi amiga Ana Rial, con ella tengo conexión, vibración y resonancia. Es una mujer muy especial en mi vida.
Ella me suele regalar muchos días un audio por wasap, siempre respetuoso, amable, amoroso, reflexivo. 
Esta semana me ha regalado una Chispita propia, de ella, que por resonancia del universo es una adaptación de la que yo quería compartir con vosotras esta semana. El universo conspira, estaba entre ésta y otra y al oír a Ana me quedó claro que era ésta la que sería la Chispita número 2. 
Así que este lunes la Chispita 2 va  doble, a elegir cada una la manera con la que más resuene y la ponga en práctica. O quizás alternar una y otra.
Mi amiga Ana me compartió que ella la noche anterior al día que me envió el audio, esa madrugada la había practicado con sus hij@s, dormid@s ya, ella les buscó sus pulsos y siguiendo el movimiento de éstos, sus ritmos estuvo en conexión con ell@s y el aquí y el ahora durante unos minutos. 
Gracias Ana, de corazón por regalarme parte de tu intimidad emocional.
Erlazionatutako irudia

Mi chispita es una chispita con historia y os la quiero compartir también:
Cuando mis hij@s eran niñ@s de primera infancia, un día tumbada con mi hijo le puse la mano en la tripa y ahí noté su respiración, y la seguí por unos segundos, imité el ritmo, el movimiento y la uní a la mía, y así nos quedamos dormid@s, a gusto, en paz.
En aquella época que no estaba en el aquí y el ahora en la manera que ahora lo estoy, que no era tan consciente como hoy, lo tomé como un logro a practicar también con mi hija y así lograr dormirn@s de una manera más rápida.
Ahora, desde que practico Mindfulness, que estoy un poquitín más consciente, lo hago a menudo por el placer de hacerlo. Cuando están dormid@s me encanta practicarlo. 
Mi hijo se despierta, se levanta de la cama más tarde que yo y le gusta que antes de irme a la escuela le avise, y me despida, que le despierte un poco. Este lunes antes de irme me senté en su cama, y le llamé, y él entre sueños me dijo que si me iba ya, y le dije que sí, él me insistió si podía esperar cinco minutos y luego llamarle. Le iba a decir que no, y miré el reloj y ví que tenía esos cinco minutos para él y para mí. Y le dije que sí. Pensé en hacer una meditación sola y me dí cuenta al observarle dormido, su belleza, su serenidad, y decidí aprovechar la oportunidad que mi hijo me daba de estar en el aquí y el ahora. Le acaricié el pelo y le observé los primeros minutos, sólo le observé, y luego los siguientes le puse la mano sobre el pechito y busqué su ritmo de la respiración, y empecé a sentir el mío y unirlos a un mismo son. Fue muy hermoso, y la sonrisa estaba en mi rostro sin pensarlo, sin programarlo, de manera natural la tenía dibujada en mi cara.
Le desperté, me miró y nos despedimos con un musu, un beso. 

animales dormidos bilaketarekin bat datozen irudiak


Os invito a que lo practiquéis con alguien que améis.Yo alguna vez  de madrugada lo he practicado con mi pareja, ponerle la mano en su pecho y unir los ritmos, es muy hermoso, a veces lleva su tiempo, hay noches en que el ritmo es acelerado, está soñando y se nota, y al poner la mano se van las dos uniendo y calmando, serenando.
Esta es la Chispita número 2 : Respirar al son de una persona que améis, espero que la disfrutéis.


osa dormida bilaketarekin bat datozen irudiak

viernes, 4 de mayo de 2018

SESIÓN DE MINDFULNESS CON UN GRUPO DE ESTUDIANTES DEL MÁSTER EN PSICODIDÁCTICA EN LA UPV-EHU



SESIÓN DE MINDFULNESS CON UN GRUPO DE ESTUDIANTES EN LA UNIVERSIDAD DE LEIOA







Estoy muy emocionada y quiero agradecer a mi amiga Cristina Arriaga su invitación a participar dentro de un Máster en Psicodidáctica en el que ella es profesora dentro del ámbito de la didáctica de la expresión musical, plástica y corporal y con una asignatura de Creatividad e innovación docente. 
Para mí ha sido un regalo poder ayer compartir mi pasión, mi experiencia con el Mindfulness con Cristina y con las personas que están realizando el máster. 
Sentí mucha emoción al llegar y ver cómo había un chico tocando el piano, otra chica junto al piano observando. 
Me encantó cómo nos fuimos colocando sentad@s en círculo en las colchonetas, mirándonos, observando, sintiendo.
De esta sesión me llevo los compartires de l@s jóvenes, las personas que allí estuvieron conmigo, me llevo sus conexiones, y las mías.
Con esta entrada les doy las gracias a todas las mujeres, hombres que ayer me acompañaron en la sesión.
Gracias por su compartir tan íntimo.
Gracias por su atención amable.
Gracias por sus sonrisas.
Gracias por dejarse acompañar por mí durante ese rato.
Gracias por su autenticidad.
Gracias por jugar junt@s.
Gracias por compartir vuestros colores.
Gracias por estar.
Para mí ha sido un regalo del universo, y una manera de seguir confiando en mí, en mi sentir, en mi pasión.
Gracias Cristina, linda flor.


domingo, 29 de abril de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 1: MINDFULNESS ANTES DE DORMIR

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 1: MINDFULNESS ANTES DE DORMIR



Te invito a que esta noche cuando estés ya en la  cama, acostada, dispuesta a dormir, pares un momento y pienses en un momento del día de hoy en que alguien haya sido amable contigo, un@ amig@, tu pareja, un@ hij@, alguien por la calle, en el trabajo, un@ perr@ un@ gat@ que se ha alegrado de verte,....
Pares y observes qué sientes, quizás ha salido una sonrisa en tu rostro, quizás una lágrima de emoción, ...
Te invito a que si te apetece compartas conmigo tus sensaciones, y te invito a que lo hagas todas las noches que te acuerdes, yo lo hago hace más de un año y me encanta.
Espero que disfrutes esta primera Chispita, este primer destello de amabilidad contigo, Susie. 

CHISPITAS DE MINDFULNESS: DESTELLOS DE AMABILIDAD CON UN@ MISM@

CHISPITAS DE MINDFULNESS: DESTELLOS DE AMABILIDAD CON UN@ MISM@

Erlazionatutako irudia

 A partir de hoy lunes, y los próximos 32 te invito a repasar conmigo las Chipitas de Mindfulness que he ido, una a una, lunes a lunes, compartiendo contigo linda flor.
A mí me encanta volver a repasar las Chispitas de Mindfulness. 
Volver a conectar con ellas.
Reconecto.
Me recoloco.
Me inspiro así una y otra vez.
Por eso, te invito a que conmigo Chispita a Chispita sigamos Chispiteando Mindfulness junt@s. 






sábado, 28 de abril de 2018

UN PEDACITO DEL DIARIO DE UNA NIÑA DE 11 AÑOS


UN PEDACITO DEL DIARIO DE UNA NIÑA DE 11 AÑOS



Lindas flores
Hoy os  vengo a compartir un pedacito del diario de una niña de 11 años. 
Esa niña, hoy, aquí y ahora tiene 15 años.
Y al releer su diario se encontró con este pedacito que le llegó al corazón, y al compartirlo conmigo, a mí también.
Con su permiso, os lo comparto. 
Siento que inspiraros lo mismo que a mí para seguir escuchando, legitimando lo que nuestr@s hij@s sienten.
Para seguir confiando en ell@s, en sus emociones, en lo que sienten, sin juzgar la edad que tienen, si es adecuado,...
💙💚💛💜💜💛💚💙

PEDACITO DEL DIARIO DE UNA NIÑA DE 11 AÑOS:
No sé si cada vez me siento peor o mejor.
Yo quiero mucho a ama, aita y a mi hermano.
Mogollón, son las personas que más quiero del mundo, claro, a mi perro también.
No lo sé pero en la escuela algunas veces, lloro, porque quiero estar con ellos, y luego me siento mal por eso y quiero estar con ellos.
Hasta me duele la tripa porque quiero estar con ellos.
Ahora mismo estoy llorando porque me duele el corazón.
Bueno, se lo contaré a ama.
A ver si se me pasa.
Ups, perdón, se me han caído cuatro lágrimas, una, dos, tres, y cuatro, Bye, bye.




lunes, 23 de abril de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 33 Y ÚLTIMA DE ESTA ETAPA:CAMINAR MINDFULNESS 2

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 33 Y ÚLTIMA DE ESTA ETAPA:CAMINAR MINDFULNESS 2



Esta Chispita de Mindfulness es muy, muy especial en mi experiencia, es muy especial para mí.
La he llamado Mindfulness al caminar 2, ya que la Chispita de Mindfulness número 3 también se la dediqué al caminar.
Yo la llevo practicando de manera consciente unos años.
Y de una manera natural la practicaba durante mi niñez y mi juventud.
Caminar.
Caminar descalza.
Caminar por la hierba.
Caminar por las piedras en la playa.
Caminar por la arena en la playa.
Caminar por las calles de mi pueblo. 
Caminar por mi casa.
Descalza.
Te invito a que PARES, y te quites tus zapatos, playeras, zapatillas, sandalias, zuecos, alpargatas.
Y estires los pies.
Muevas los dedos del pie.
Les mires.
Si te apetece.
Puedes tocarlos.
Sentir su textura.
Sentir su temperatura.
Y así buscando una postura cómoda.
Una postura con presencia.
Des unos pasos.
Des un paseo descalza Mindfulness.
El lugar por dónde, lo eliges tú.
Puedo compartirte, que en naturaleza es BRUTAL. 
Andar por la hierba de tu parque descalza, es ir de manera instantánea al AQUÍ y al AHORA.
Te invito a que si vives o puedes ir a una playa de rocas, te des un paseo por ella descalz@.
Vayas de roca en roca, mirando cual será la siguiente roca amable donde pongas tu pie.
Es puro Mindfulness.
Yo cuando era niña donde vivía, cerca, había playas, cinco, seis playas seguidas, todas ellas llenas de rocas, pozos.
Y recuerdo, he recordado siempre cómo me gustaba andar horas de roca en roca.
He vuelto a conectar hace unos años cuando me cambié de casa y vine a un lugar donde hay playas.
Playas de arena, y playas de rocas.
Y empecé a andar de roca en roca y a recordar tanta y tanta información, presencia que tenía guardada en mi interior de esos paseos por las rocas de la playa.
Te animo a que cuando tengas oportunidad de estar descalz@, la disfrutes. 
Yo lo seguiré haciendo y acordándome de esta Chispita de Mindfulness 33.



lunes, 16 de abril de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 32 : MINDFULNESS Y LAS MANÍAS

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 32: MINDFULNESS Y LAS MANÍAS





Practicar esta Chispita de Mindfulness es en mi experiencia muy divertido.
A mí practicar esta Chispita de Mindfulness me ha ayudado a conocerme más y más. 
A salir de los automáticos, de lo establecido, de lo impuesto y empezar a experimentar, probar, que hay muchas maneras de hacer las cosas. 
Te invito a que en el día a día vayas PARANDO y sintiendo que eso que sueles hacer siempre de una manera y que por ello intentas que tu hij@, tu pareja, tu amig@, tu compañera, tu .... lo haga del mismo modo, de la misma manera, te hace sentir feliz.
Si haciendo eso que es para ti un ritual, algo sagrado e intentando que tu hij@, tu parej@, tu amig@, tu perr@, tu.... lo haga mejora vuestra relación, os une más y más.
Yo practico esta Chispita de Mindfulness desde hace un tiempo y me ha ayudado a SOLTAR tantas maneras de hacer, de pensar, de sentir que hacía desde el automático. 
Que hacía, decía, sentía, pensaba desde la costumbre, desde la manía de hacerlo así. 
Desde el porque eso es así.
Quizás es poner el tenedor a la derecha y el cuchillo a la izquierda.
Quizás es dar siempre un beso al entrar o salir de casa.
Quizás es usar un trapo para secar las manos y otro para los platos.
Quizás es hacer la cama antes de salir de casa.
Quizás es dormir sin calcetines.
Quizás es ...
Quizás es sentir vergüenza cuando tu hij@ no saluda a las personas por la calle.
Sea lo que sea eso que haces, piensas, dices, sientes porque sí, porque te lo ha dicho alguien antes, porque así lo hacía tu madre, tu abuelo, porque así actúan las personas buenas, porque así se ha hecho toda la vida,.... te invito a que PARES, y si tienes la suerte de tener hij@s de primera infancia, jóvenes, niñ@s en tu vida, les observes cómo ell@s hacen, dicen, sienten, actúan de forma natural ante esas situaciones y te dejes contagiar por su autenticidad.
A mi pareja y a mi esta Chispita nos ha cambiado la vida.
Y mis hij@s jóvenes agradecen muuuuchíiiimo que practiquemos esta Chispita.
Y l@s niñ@s que acompaño en la escuela también. 




lunes, 9 de abril de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 31: MINDFULNESS AL HABLAR DESDE EL YO


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 31: MINDFULNESS AL HABLAR DESDE EL YO


Esta Chispita de Mindfulness es para mí, sanadora.
Ahora que mis hij@s son jóvenes, practicar esta Chispita me carga de energía, de amor.
Esta Chispita hace que nuestra relación sea cada vez más íntima emocionalmente.
Gracias a ell@s, a mis hij@s creé esta Chispita.
 Mis hij@s me ponen de manifiesto que necesitan expresar qué sienten desde su propio sentir, a su ritmo, en su tempo.

Queriendo ayudar, acompañar a mis hij@s muchas veces les he dicho, preguntado si sentían o no alguna emoción.
Frases como: "Eso que te han dicho, quizás, te haya hecho sentir triste,....?", "¿Estás aburrido?" " ¿Te quieres ir?",... 
Éstas y otras tantas preguntas, comentarios desde el automático.
Desde querer sobretodo cuando estaban sintiendo en mi parecer tristeza, enfado, melancolía,...que se sintieran alegres, tranquil@s.
He supuesto sus emociones.
He nombrado en voz alta sus emociones, sus sentires.
Incluso al nombrárselas y decirme ell@s que no era ése su sentir, yo les he dicho a ver si estaban segur@s, ya que parecía desde fuera que era esa emoción que yo había nombrado la que ell@s estaban sintiendo.
Yo he notado ante estas suposiciones emocionales mías que ell@s no se sentían identificad@s con esa emoción.
Les he notado que se distanciaban de mí.
Les he notado incómod@s.
He notado que aunque la emoción que yo nombraba la sentían, no les apetecía que yo la nombrara en voz alta.
No les apetecía en ese momento compartirla conmigo.
Han necesitado guardar esa emoción para ell@s, o quizás compartirla desde su propia necesidad en otro momento.
Un momento en el que ell@s han querido.
Un momento que ell@s han elegido.
Esta Chispita de Mindfulness nace de mi necesidad propia de compartir mis emociones cuando siento que es el momento, cuando me apetece,..
Sin necesidad de que nadie las nombre por mí.
Con la necesidad sí de que cuando necesito nombrar, compartir una emoción, con alguien que quiero, con alguien que amo, esté ahí por y para mí, sin dudar de lo que siento, sólo estando.
Esta Chispita de Mindfulness se la dedico primero a mis dos hij@s, luego a mi pareja, y también a tod@s l@s niñ@s y jóvenes.
Te invito a que la practiques.
Te invito a que si te apetece, si tienes la necesidad de compartir qué sientes, lo hagas, desde ti misma.
Sin buscar aliad@s en tu sentir. 
Sin buscar excusas a tu sentir.
Sin justificar tu sentir.
Te invito a que sueltes y compartas eso que sientes.
Al ver una peli, al ir al teatro, en un conflicto, en una comida, jugando a ....,. hablar desde el YO. 
Hablar desde lo que tú sientes.
Nombrar desde lo que tú vives.
Hablar desde tu experiencia.
Compartir con mis hij@s lo que siento es maravilloso.
Esta Chispita de Mindfulness está cambiando mi vida.
Yo la seguiré practicando, y ¿tú?



lunes, 2 de abril de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 30: MIDFULNESS EN LAS PALABRAS

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 30: MINDFULNESS EN LAS PALABRAS



Mindfulness en las palabras. 
Esta Chispita nace un día en el que mi hijo se descalzó, me puso los pies encima, y me preguntó: "¿Huelen?" 
Yo al escucharle me PARÉ y pensé claro que huelen! 
Tus pies huelen genial!
Y eso le dije, le compartí. 
Que el olor suyo es maravilloso, que a mí me encanta su olor el de sus pies, sus sobacos, ...
Y ahí tome´consciencia de las palabras, cómo a palabras amables, bonitas les damos un sentido negativo. 
Ya que en mi sentir oler es precioso, a mí me encanta oler a las personas, las flores, la lluvia, el salitre, la hierba, el laurel, el curry, tantos y tantos olores maravillosos en mi sentir. 
Y cómo mi hijo me había preguntado si olían como algo negativo, que molestase. 
De ahí seguí reflexionando y observando cómo usamos las palabras, y cómo muchas veces mi hija, mi hijo, mi pareja, yo  preguntamos en negación: ¿ No vienes? ¿ No quieres comer? ¿ No te gusta? ¿No hay pan? ....
Y entonces lo compartí con mi familia, y creamos esta Chispita, Mindfulness en las palabras, nos dimos cuenta de que sentíamos al preguntar ¿ No hay pan? una sensación de malestar, y al preguntar ¿ Hay pan? sentimos positividad.
Así que te propongo practicar esta Chispita de Mindfulness. 
Cada vez que vayas a preguntar una pregunta de respuesta SÍ O NO, la preguntes en positivo, y te dejes sentir. 
A mí esta Chispita y a mi familia nos ha cambiado la relación, de hecho lo comentamos a veces lo bien que nos hace sentir preguntar desde la positividad, sin negar lo que no sabemos todavía. 
Te animo a practicarla y si te apetece compartas conmigo tu practica.

lunes, 26 de marzo de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 29: MINDFULNESS CUANDO TU HIJ@ JOVEN TE DICE NO

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 29: MINDFULNESS CUANDO TU HIJ@ JOVEN TE DICE NO







Cuando mis hij@s eran de primera infancia, mi presencia les iba  bien a cualquier hora.
Cuando eran mis hij@s de primera infancia, mis planes les iban bien, les apetecían, cualquier plan fuera de la rutina era una fiesta.
Cuando eran niñ@s de primera infancia mis hij@s, si entraba en su habitación a compartir era bienvenida. 
Ahora mis hij@s son jóvenes y a veces mi presencia no les va bien en el momento en que se la ofrezco. 
 Y me dicen NO.
Mis hij@s ahora son jóvenes y a veces los planes que les propongo no les van, por el plan, por el día en que el plan es,...
Y me dicen NO.
Ahora cuando toco la puerta de su habitación, me comparten que no les apetece que entre, que esté, que necesitan su intimidad.
Y me dicen NO.
Con esta Chispita de Mindfulness te invito a que si tienes jóvenes en tu vida, hij@s, sobrinos, alumn@s,... y ante una propuesta tuya, una invitación, un rato de presencia, un compartir te dicen NO, te invito a que PARES, uses ese NO como una manera de decírte qué están necesitando en ese momento. 
Quizás sea SILENCIO.
Quizás sea INTIMIDAD.
Quizás sea SOLEDAD.
Quizás sea..........
Quizás sea algo de lo que tú necesitas algunas veces también y por no herir a las demás personas, les dices que SÍ. 
Te invito a que uses ese NO, para que PARES, y revises, eches un vistazo a si ese NO con presencia, amor, respeto, puede ser un día un SÍ. 
Esta Chispita de Mindfulness es una invitación a conectar contigo mism@ ante un NO de tu hij@, amig@, alumn@, sobrin@, niet@, joven. 
Con esta Chispita de Mindfulness, al practicarla, crearás que tu hij@,... confíe en lo que siente, piensa, quiere hacer, y se atreva con naturalidad a decir que NO. 
Con esta Chispita de Mindfulness te invito a que el NO sea tu amig@, sea una señal, una oportunidad para tomar consciencia, aceptar y crear intimidad emocional con l@s jóvenes de tu vida.





lunes, 19 de marzo de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 28: MINDFULNESS Y LA IRONÍA

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 28: MINDFULNESS Y LA IRONÍA




Siento desde niña que la ironía me hace alejarme de las personas que la usan. 
Siento que la ironía la usan para alejarse de mí. 
Siento desde niña que con la ironía he tapado mis emociones. 
Siento que con la ironía he ocultado mis  sentimientos.
Siento que con la ironía he ocultado mi  verdad.
Cuando era niña y las personas adultas usaban conmigo la ironía, yo me sentía insegura. 
No sabía qué pensaban en realidad, qué sentían. 
Y esto me inquietaba mucho.
Así que yo me imaginaba la verdad de su pensamiento, la verdad de su sentir. 
Y muchas veces no acertaba.
Ahora de adulta me doy cuenta de la confusión que esto produjo en mí. 
Aquí y ahora me doy cuenta de la ansiedad y angustia que la ironía provocaba en mí.
Me recuerdo suplicando a veces a mi madre o a mi padre, que me dijeran de verdad lo que sentían.

 Y ell@s seguían desde la ironía, se reían.
Ahora de adulta tomo consciencia de que esa ironía la aprendí y la hice mía también.
Y que muchas veces la he usado con mis hij@s, con mi pareja, con amig@s,...
Aquí y ahora tomo consciencia de que la ironía me aleja de mi sentir, de mi corazón, me hace ponerme una máscara, no ser clara, natural, sincera, honesta, humilde. 
Y ahora desde donde estoy yo necesito ser: honesta, humilde, sincera, natural, orgánica, ser yo misma. 
Si resuenas con mi sentir,
 te invito a practicar esta Chispita de Mindfulness número 28 que llevo un tiempito practicando. 
Te invito a PARAR y tomar consciencia de cómo te sientes. 
Te invito a tomar consciencia de cada vez que la ironía quiere apoderarse de ti, y PARES. 
Te invito a que identifiques esa ironía.
Te invito a que ACEPTES esa ironía.
Te invito a tomar una distancia con ella.
Y te invito a que la OBSERVES.
Y te invito a que te dejes SENTIR.
 Y eso que sientes lo expreses.
Con un gesto.
Con un movimiento.
Con un abrazo.
Y si puedes lo NOMBRES.
Con una palabra.
Con dos.
Con esta Chispita de Mindfulness podrás cambiar la ironía por autenticidad.
Practicando esta Chispita de Mindfulness yo me estoy conociendo más a mí misma, estoy sabiendo qué siento.
Practicando esta Chispita de Mindfulness  las personas de mi vida saben lo que siento, confían en mi sentir, les apetece compartir conmigo su sentir. 
Se sienten segur@s conmigo.
Sienten que lo que les transmito es verdad, que soy yo. 
Sienten que lo que me comparten, lo que sienten ell@s es importante para mí.
Y así vamos creando un lugar hermoso de intimidad.
Te invito a que la practiques sobretodo al ir a usar la ironía con l@s niñ@s y con l@s jóvenes de tu vida. 
En mi experiencia puedo compartirte que la ironía de las personas adultas que me acompañaron en infancia y juventud me alejó mucho de ellas y de mi propio ser esencial.






lunes, 12 de marzo de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 27: MINDFULNESS CUANDO LLEGA TU HIJ@ JOVEN A CASA

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 27: MINDFULNESS CUANDO LLEGA TU HIJ@ JOVEN A CASA



Esta Chispita de Mindfulness es pura amabilidad con un@ mism@ y pura amabilidad con nuestr@s hij@s jóvenes.
Cuando era joven, y llegaba a casa del instituto, o de estar con l@s amig@s en la calle muchas veces llegaba  sin ganas de hablar, cansada, con ganas de amor, mirada, buen rollo, alegría, otras veces con ganas de silencio, estar tumbada en la cama, en el sofá y escuchar música, otras de ver algo en la tele y no pensar.
 Eso sí me hubiera encantado saber que mi madre, que mi padre estaban ahí, en sus cosas, dispuest@s a cuando yo lo necesitara, PARAR, y compartir conmigo, su día, sus pasiones, sus experiencias. 
Escuchar con atención amable mis dudas, mis amores, mis pasiones, mis compartires. 
Tomarnos un zumo junt@s, salir a nuestro balcón y mirar, estar ahí junt@s. 
Cuando llegaba me solía encontrar a mi madre seria, enfadada, sin muchas ganas de estar.
Sin ganas de compartir desde ella. 
Sus compartires eran sobre lo mucho que había hecho, limpiando, haciendo la compra, lavando la ropa, haciendo la comida,... 
Y todo desde su rechazo hacia ese hacer suyo.  
Y mi padre ausente, casi siempre. 
Si me decidía a compartir algo, siempre recibía un juicio, una crítica, un ya te lo dije, un no he parado en todo el día, estoy cansada...
También preguntas de qué has hecho, dónde has estado, con quién has estado, de cómo podía estar con las amigas toda la tarde en el parque sentadas,... 
Preguntas que no sabía cómo contestar, no me apetecía contestar, no era eso lo que quería compartir, ahora soy consciente de que mi necesidad era de compartir intimidad, y no datos. 
Desde mi experiencia y mi sentir te invito a practicar esta Chispita de Mindfulness. 
Cuando tu hij@ llegue a casa de estar en la calle, con l@s amig@s, del instituto, de la universidad, de un viaje, de donde sea que haya estado, te invito a PARAR, y estar, ahí. 
Estar en aquello que estabas, y PARAR, dedicarle una mirada, atención amable y observar qué está necesitando. 
Quizás necesite ir a su habitación y estar ahí sol@, tumbad@, conectando. 
Quizás necesite un zumo, algo de comer, y se lo puedes ofrecer y compartir el hacérselo y tomarlo con él/ella.
Quizás necesite solucionar algo con sus amig@s y necesite usar el móvil y hablar con ell@s, cerrar eso que le preocupa. 

Muchas veces cuando llegaban mi hija o mi hijo a casa después de estar en la escuela, después de estar con l@s amig@s, yo estaba ahí, esperando, dispuesta a preguntarles qué tal lo habían pasado, qué habían hecho, con quién habían estado. 
Yo sentía que así ell@s sentirían que me importaba qué habían hecho, cómo se sentían, que así sabrían que me importaba quiénes eran sus amig@s. 
En cambio empecé a notar sobretodo en primera infancia y  en primaria que cuando venían de la escuela necesitaban un tiempo de reconexión con ell@s mism@s, en el cual no tenían cabida las preguntas, mi insistencia. 
Ahora desde la consciencia siento que anteponía mi necesidad de saber por no haber estado con ell@s en todo el día, a la de ell@s de sólo querer estar conmigo, con mi pareja, tranquil@s, en casa, sin ninguna necesidad de recordar y compartir lo hecho en la escuela. 
No tenía cabida mi necesidad de saber por no haber estado en todo 
Mi hija me contestaba, e intentaba contarme, mi hijo en cambio me contestaba que muy bien, y ya está. 
Con la práctica del Mindfulness puedo respetar las necesidades de mis hij@s, y así yo sentirme muy a gusto. 
La verdad es que el hacer las preguntas me creaba tensión, sobretodo cuando no recibía respuesta, creaba un ambiente tenso falto de intimidad. 
Un ambiente forzado. 
Desde que practico esta Chispita, mis hij@s y yo estamos muy a gusto. 
Llegan tranquil@s, seren@s, muchas veces con una sonrisa, y se van allí donde quieren, y cuando lo necesitan yo allí estoy, en la sala, en la cocina, en mi cuarto. 
Esté donde esté, cuando me necesitan, cuando quieren compartir, PARO, y estoy por y para ell@s. 
Y me encanta.
A veces también cuando llegan tengo una reunión, algo importante que hacer y se lo comparto, que hasta tal hora estaré haciendo eso y que a partir de esa hora estaré por y para ell@s. 
Yo también cuando llego a casa, necesito reconectarme, me gusta estar tranquila, saludar a nuestro perro, ir a mi habitación, descalzarme ....
Disfruta de esta Chispita, y si te apetece compartir, aquí estoy.


lunes, 5 de marzo de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 26: MINDFULNESS CUANDO UN/A JOVEN COMPARTE CONTIGO SU SENTIR


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 26: MINDFULNESS CUANDO TU HIJ@ JOVEN COMPARTE CONTIGO SU SENTIR 



Esta Chispita es mágica. 
Tengo la suerte de poder practicar esta Chispita todos los días, ya que tengo dos hij@s jóvenes. 
Llenos de ganas de compartir, de hablar, de expresar, de cuestionar, de reflexionar.
Unas ganas que me expresan en dosis de atención que me regalan cuando ell@s sienten la necesidad.
Por ello yo estoy ahí, atenta, dispuesta sea la hora que sea a escucharles, a compartir.
Cuando esto sucede, cuando vienen a mí con ganas de compartir, yo practico esta Chispita. 
Te invito a que la practiques.
Escúchale.
Mírale a los ojos.
Valora sus sentimientos.
Valora sus pensamientos.
Valora sus reflexiones.
Escúchale.
Intenta no compartir desde tu experiencia. 
Es su momento.
Quizás tú crees que a ti te pasó lo mismo. 
Es su momento. 
Hazle sentir únic@.
 Disfrútalo con él/ella.
Quizás necesite ayuda. 
Si te la pide, dásela.
Si no te la pide, puedes preguntarle si necesita algo.
También puedes decírle GRACIAS por compartir contigo. 
Ser joven es maravilloso.
Haz que lo sepa.
Que sepa que ahí contigo tiene un lugar donde puede ser él, donde puede ser ella.



lunes, 26 de febrero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 25: MINDFULNESS LLEVANDO A TUS HIJ@S JÓVENES EN COCHE

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 25: MINDFULNESS LLEVANDO A TUS HIJ@S JÓVENES EN COCHE




Esta Chispita es para aquellas madres, padres, acompañantes, que en el día a dia tienen hij@s que necesitan que les lleven en coche.
Hij@s jóvenes.
Llevarles para quedar con sus amig@s.
Irles a buscar después de estar con sus amig@s.
Llevarles a entrenamientos de fútbol.
Irles a buscar después del entrenamiento.
Llevarles a practicar sus pasiones e irles a buscar cuando terminan.
 Llevarles a fiestas de un pueblo.
 Para volver de ese pueblo.
  Para llevar a alguna amiga hasta su casa.
 Para ir al instituto aunque pueda ir dando un buen paseo.
Estas situaciones son en mi vida, reales. 
Mi hija de 15 años y medio y mi hijo de 13 años y medio necesitan, me dicen para que les lleve y les traiga en coche a diario.
Esto comenzó cuando empezaron a quedar con amig@s, a hacer planes.
En un principio, lo recuerdo perfectamente, mi pareja y yo lo tomamos como un pero bueno si pueden ir en autobús, andando, en bici, en patinete, y nos daba pereza llevarles. 
Yo recuerdo me sentía cómo que tenía que estar a su disposición y esa sensación la tomaba como negativa.
Ahora y desde hace ya muuucho, es para mí un placer llevarles, traerles, acompañarles, poder estar esos 5-10-15-20 minutos de viaje  con ell@s compartiendo.
Es para mí un regalo.
Ahora mis hij@s son jóvenes y el darles presencia depende más de su disponibilidad y ganas que de la mía. 
Por eso te invito si tienes hij@s que empiezan a desplegar sus alas fuera del núcleo familiar, y te comparten que les gustaría que les lleves, les traigas, les acompañes en ese trayecto desde el hogar a estar en grupo, con los amig@s, en sociedad.
Lo aproveches.
Lo tomes como un regalo.
Es un regalo.
Eso minutos de después de haber quedado en los que muchas veces vienen con las emociones a flor de piel, es mágico escucharles, compartir.
Llevarles a sitios dónde se divertirán,  con su emoción de llegar, sus ganas es maravilloso. 
Yo siento esta Chispita de Mindfulness como preciosa, un tesoro. 
Una Chispita de Mindfulness que practico y me ayuda a ser mejor persona.
Una Chispita que me ayuda a satisfacer las necesidades de mis hij@s y así ser ell@s y yo más felices.



lunes, 19 de febrero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 24: PENSAMIENTO MINDFULNESS CONDUCIENDO

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 24: PENSAMIENTO MINDFULNESS CONDUCIENDO



Te invito a que cuando conduzcas, cuando vayas en el coche lleves tu atención amable a tu pensamiento. 
A mí me ocurre que cuando conduzco, voy en el coche, mi pensamiento muchas veces va hacia la crítica, el juicio.
La crítica y el juicio sobre las otras personas que conducen delante mío, detrás. 
Sobre personas que van a cruzar la carretera. 
El otro día con mi hijo en un trayecto corto en coche tomé conciencia de mis pensamientos a través de las palabras que él iba diciendo.
Ví, observé, le escuché cómo él iba diciendo palabras sobre el coche de delante, sobre otro que no había parado en la rotonda, otro que iba muy rápido.
Por eso esta Chispita de Mindfulness se la dedico a él. 

Él me hizo de espejo una vez más. 
Le invité a empezar a decir palabras amables sobre las demás personas conductoras, sobre los coches que veíamos, personas por las aceras, en pasos de cebra.  Sobre cualquier cosa que viéramos durante el trayecto.
Al invitarle, hubo un silencio.
Yo no quise romperlo.
Estaba esperando su primera palabra amable para con otro coche, conductor/a.
Entonces mi hijo me dijo :" Ama, es super difícil decir algo amable sobre los conductor@s y su manera de conducir".
Esto aunque verdad, nos sorprendió, ya que ser amable es algo natural, y a él, a nosotr@s nos estaba costando mucho más que criticar y juzgar cómo estaban conduciendo las demás personas decir algo amable.
Empezamos a decir palabras amables, qué velocidad más adecuada lleva ese coche, sí, sí y seguro tiene unos asientos comodísimos, ah! mira esa casa es preciosa, la están reformando,....
Así estuvimos los diez minutos, diciendo palabras amables desde nuestros asientos. 
Hay estudios sobre cómo el estado de ánimo cambia en las personas al entrar en un vehículo, cómo la agresividad sube. 
Yo te invito a que seas amable contigo mism@ y con las demás personas y transformes tu pensamiento en un pensamiento mindfulness hacia ti y las demás personas que te encuentres en un viaje corto, largo, en coche, en autobús, en bici, caminando.
Te invito a que PARES, y observes tu pensamiento en recorridos en los que vas acompañado.
Y si tomas consciencia de que es crítico hacia las demás personas, practiques esta Chispita.
Y si te apetece compartas conmigo tu práctica.
Gracias por estar.


lunes, 12 de febrero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 23: LIBERAR TENSIÓN CON EL MINDFULNESS

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 23: LIBERAR TENSIÓN MINDFULNESS

Erlazionatutako irudia

Estos últimos cuatro días estoy acompañando a mi padre en su enfermedad.
En este acompañar he tomado consciencia de su cuerpo lleno de tensión, rigidez. 
Su cara está tensa.
Sus ojos cuando los abre, están asustados.
Sus piernas dobladas, rígidas.
Su mano izquierda está inflamada ya que lleva meses con ella cerrada, sin abrirla.
Y su mano derecha, a ratos busca algo para agarrarse y cerrarla con todas sus fuerzas.
Llevo estos días cogiéndole esa mano.
Su mano derecha.
Abriéndosela dedo a dedo, con suavidad.
También le digo:
Suelta.
Abre la mano.
Relaja.
Todo está bien.
Yo pongo la mía encima de la suya. 
Y luego le voy pasando dedo por dedo una canica gigante.
Mientras, le sonrío.
Y él sigue ahí con su rigidez en la mirada.
Su rigidez en la cara.
La mano cada vez más suelta.
Ya incluso pasa ratos él con la mano abierta.
La mano relajada.
Soltando.
Ahora en su último trayecto de vida sigue con su cotidiana rigidez.
Este acompañarle, me ha hecho tomar consciencia de lo amable que soy conmigo misma estos años con el mindfulness buscando las rigideces de mi cuerpo, las tensiones, aceptádolas y liberándolas.
También me he dado cuenta de que las manos son una parte de mi cuerpo que llevo años destensando conscientemente.
Yo también tiendo a encoger mis manos.
A cerrarlas. 
A tensarlas. 
También de noche.
Muchas veces me despierto en la noche y tengo una mano muy cerrada, con tensión, o incluso las dos.
Por eso te invito a que seas amable contigo mism@.
PARES.
 Y OBSERVES si tiendes a tensar alguna parte de tu cuerpo.
Lo ACEPTES. 
Y te mimes, le dediques a esa parte de tu cuerpo, 
tu ATENCIÓN. 
Y la relajes, la sueltes.
Las veces que te des cuenta en el día.
 Por la noche.
Y si te apetece compartir tu práctica y toma de consciencia.
Aquí estoy por y para ti.






lunes, 5 de febrero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 22: DECIRME UNA PALABRA MINDFULNESS TODOS LOS DÍAS




CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 22: DECIRME UNA PALABRA MINDFULNESS TODOS LOS DÍAS

Erlazionatutako irudia

Te invito a practicar esta Chispita. 
Te invito a ser amable contigo misma.
Te invito a que busques un momento del día en el que regalarte una palabra amable. 
Una.
Para ti.
Una palabra que desde tu corazón suba hasta tu boca y de ahí salga amablemente.
Esta Chispita se la dedico a Sara, una amiga del corazón que me compartió su toma de consciencia sobre lo que le cuesta decirse palabras amables a ella misma.
Y con su compartir resoné, ya que a mí aunque me cuesta  cada vez menos, a veces, en situaciones de conflicto, de malestar me cuesta mimarme y decirme una palabra amable.
Te invito a que la practiques, y si te apetece compartir tu palabra aquí estoy por y para ti.
La mía es:
Susie eres una linda flor.




lunes, 29 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 21: MINDFULNESS Y EL MIEDO A DECIRLE A OTRA PERSONA LO QUE SIENTES


CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 21: MINDFULNESS Y EL MIEDO A DECIRLE A OTRA PERSONA LO QUE SIENTO
Erlazionatutako irudia

A veces siento miedo ante situaciones de la vida.
Situaciones en las que quiero ser yo.
Situaciones en las quiero expresar mis necesidades.
Situaciones en las que necesito expresar lo que siento.
En las que necesito ser yo de una manera amable. 
En las que necesito respetar mi esencia de una manera amable. 
Decir lo que siento de una manera amable.
Decir lo que pienso de una manera amable.
A  veces cuando me sucede una situación en la que sufro por algo que me han dicho, hecho, pienso en no ir a ese lugar más.
Entonces imagino, cómo podría hacer para no ir.
Me imagino mil razones para no enfrentarme a esa situación.  Siento miedo. 
E incluso a veces no he ido.
He puesto una excusa y no he ido.
He elegido quedarme con mi dolor.
No compartirlo.
Otras veces he ido.
He ido con una actitud defensiva.
Con una actitud de enfado.
Haciendo a la persona que me ha dicho, hecho,... culpable de mi miedo, de mi malestar.
Hoy no.
Hoy he ido.
Hoy he ido a ese lugar.
Antes de ir, he sido amable conmigo misma.
He ido a la playa y ahí me he dedicado unos minutos con la playa, el salitre, las olas, la arena, las nubes, el sol.
Luego he ido a la escuela.
Y he estado en mí.
He saludado.
He ido hacia el aula.
Me he encontrado con un niño que acompaño y me ha preguntado si podía ayudarme a preparar el aula antes de que llegaran l@s demás.
Hemos ido junt@s, mi mente a veces se iba a ese sentimiento de malestar que tenía con una compañera sobre un tema, y que cuando la viera quería ser yo y decirle lo que sentía de una manera amable. 
He sido consciente y he traido mi mente una y otra vez al aquí y el ahora con ese niño bajando las sillas de las mesas, escuchándole cómo había visto a otro niño del aula el fin de semana, y lo feliz que eso le hacía.
Hemos bajado, y hemos esperado a l@s demás.
He visto a esa compañera con la que tenía miedo a ser yo.
A decirle mi sentir sobre algo ocurrido entre nosotras.
Yo he estado a l@s niñ@s, a saludarles, a darles la bienvenida.
Hemos ido al aula, y a la hora del patio, en el cambio del turno, le he dicho lo que me sucedía.
Ella se ha asombrado.
Ella ni se había dado cuenta.
No era consciente de lo ocurrido. 
Y hemos hablado conscientemente.
Nos hemos escuchado.
Hemos sabido las dos lo que en realidad ha ocurrido.
Y nos hemos reído.
Ella agradecida de mi compartir para así darse cuenta de lo que sin ella ser consciente había ocurrido.
Y yo le he dado las gracias a ella.
Por escucharme, por compartir.
Por validar mi sentir.
Hoy, gracias al Mindfulness. 
He ido.
He sido amable conmigo misma. 
Le he compartido a mi compañera mi sentir.
He sido amable con ella.
Y ahora estoy feliz.
Por eso te invito a que si sientes que alguien te hace daño, se lo compartas.
Ésta es la Chispita número 21, espero que la disfrutes.
Y si te apetece, aquí estoy.




lunes, 22 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 20: MINDFULNESS EN LOS OJOS

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 20: MINDFULNESS EN LA MIRADA, EN LOS OJOS

Erlazionatutako irudia

Te invito a que seas amable contigo mism@.
Te invito a que seas amable con tus ojos.
 Te invito a que lleves tu atención amable hacia ellos.
Te invito a que cierres los ojos.
Te invito a relajar el entrecejo, los ojos.
Te invito  a que seas consciente de tus dos ojos. 
Primero de uno.
Luego del otro.
Te invito a que sientas su presencia.
La presencia de cada uno de tus ojos en ti. 
Para ello, te invito a que respires conscientemente ahí, con tus ojos cerados.
Quizás notes más presencia en uno que en otro.
Te invito a que le envíes una sonrisa a uno de ellos.
Te invito a que le regales otra sonrisa al otro. 
Te invito a que en la siguiente inhalación, le des las gracias por estar contigo a tu ojo izquierdo.
Y al exhalar le envíes una sonrisa.
Te invito a que hagas lo mismo con tu ojo derecho.
En la inhalación le des las gracias.
En la exhalación, le mandes una sonrisa.
Los ojos son tan maravillosos!
Te invito a que a partir de hoy, cuando te acuerdes practiques esta Chispita de Mindfulness y les des descanso, mimos, amor, amabilidad a tus ojos.
Tomar consciencia de que los ojos están ahí por y para nosotr@s es una manera de ser amables con nosotr@s mism@s y con nuestros ojos.
Ser conscientes de que están muchas horas moviéndose, fijándose, esforzándose, a veces cerca de pantallas, con poca luz natural. 
Te invito a que si tienes ocasión les regales un mirar sin horizonte, una mirada larga, el ojo está diseñado para mirar a lo lejos, y hoy en día a veces estamos muchas horas en lugares cerrados, y si vivimos en la ciudad, las distancias son cortas. 
Te invito a que frotes tus dos manos y ese calorcito que desprenden tus manos, se lo regales a tus ojos. Acerques las dos manos a los ojos y les regales ese calorcito, ese amor.
Los baños de sol en los ojos, con los ojos cerrados, durante unos segundos son muy relajantes, a mí me encantan.
mindfulness en los ojos bilaketarekin bat datozen irudiak
Te invito a que busques ojos de personas que amas y les dediques unos instantes de la belleza de los tuyos. 
Cerrar los ojos por el placer de cerrarlos, y estar ahí, yo a veces veo colores muy hermosos.
Regalarme esta Chispita unos minutos al día es en mi experiencia  una manera de ser amable conmigo misma muy hermosa.
Deseo que disfrutes de esta Chispita, y la compartas.




lunes, 15 de enero de 2018

CHISPITA DE MINDFULNESS NÚMERO 19: MINDFULNESS AL COMPARTIR EMOCIONES


CHISPITA DE MINDFULNES NÚMERO 19: MINDFULNESS AL COMPARTIR EMOCIONES

Erlazionatutako irudia

Te invito a que cuando tu corazón, la emoción que estás sintiendo te pida, sientas que necesita ser compartida con alguien: una amiga, tu pareja, tu hermano, tu hijo,...
Lo aceptes.
La compartas.
En esos momentos en los que estás dejándote sentir, y te viene al corazón una persona, sé Amable Contigo Mism@ y llámale, escríbele, comparte con él, con ella tu sentir, tu emoción: tristeza, enamoramiento, alegría, entusiasmo, miedo,rabia,...
💜
Si eres la persona que recibe este regalo de compartir una emoción, te invito a que aceptes el regalo de compartir esa intimidad emocional que tu amiga, tu hijo, tu pareja,...te da y lo abraces.
Te invito a que le escuches.
 Te invito a que no le preguntes.
 No supongas. 
Simplemente sé amable contigo mism@.
Acepta el amor, la confianza que esa persona, su corazón ha decidido regalarte. 
Y dale las gracias a ella y al universo por estar ahí por y para ti, y date las gracias a ti por estar por y para esa persona.