CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • MINDFULNESS PARA UNA MISMA, MINFULNESS SI ACOMPAÑAS A NIÑ@S, MINDFULNESS SI ACOMPAÑAS A JÓVENES, MINDFULNESS CON LA PAREJA, MINDFULNESS EN LA ESCUELA Y EL INSTITUTO MINDLEARNING

miércoles, 18 de octubre de 2017

GRACIAS AL MINDFULNESS ME PUEDO AUTORREGULAR EN EL AMOR



amor bilaketarekin bat datozen irudiak


Como os he compartido en otras ocasiones soy integrante desde hace más de dos años de La Tribu Virtual de Madres Conscientes de María José Cifuentes e Yvonne Laborda. 
En la Tribu, cada mes ahondamos, compartimos, nos nutrimos, nos hacemos un poquito más conscientes y ese crecer lo hacemos en torno a un tema central. 
Este mes está siendo el de la Autorregulación y a mí me está despertando muchas reflexiones, sensaciones, emociones que estaban dentro de mí.
Y una de ellas os la quiero compartir en esta entrada de mi blog:

¿EXISTE LA AUTORREGULACIÓN EN EL AMOR? EN MI SENTIR, CON EL MINDFULNESS ES POSIBLE AUTORREGULAR EL AMOR.

💜💜💜💜💜

Cuando era niña sentía con ciertas personas adultas una energía maravillosa, llena de amor, de luz. Muchas veces iba donde mi madre y donde mi padre a  compartir estas sensaciones, y en la mayoría quitaban importancia a ese bienestar que yo sentía con esas otras personas, buscando en ellas fallos, errores que compartían conmigo, desde la crítica y el juicio. Yo sentía entonces un malestar, en la zona de mi estómago, lo recuerdo. Necesitaba la aprobación de mi madre, de mi padre para querer, admirar, inspirarme en esa persona. 
Y al no tenerla, me contagiaba del discurso de mi madre y de mi padre y en cuestión de días me iba alejando de esa persona. 
Ahora tomo consciencia de que miraba a las otras personas con los ojos de mi madre y de mi padre.
Mi sensación era que nadie era de fiar totalmente, cuando les contaba a mi madre y a mi padre que esas personas eran muy amables, me decían que tuviera cuidado, que estuviera alerta,  porque quizás buscaban algo a cambio
 Y cuando no eran amables, que qué desagradables eran, o que qué malas personas eran. 
Ahora tomo consciencia de que esto, estos discursos materno-paternos han dejado en mí mucha huella.

 Ha sido un mensaje de mi madre y de mi padre, que yo hasta hace no mucho se lo he transmitido a mis hij@s también, no desde la convicción, y sí desde el modelo único a seguir y de una manera más amable que mi madre y mi padre, pero lo he hecho. 

Ahora que puedo autorregularme, que siento que es algo natural,  que conozco la palabra, que siento que es mi derecho, escuchar mis necesidades y satisfacerlas, que si no tengo hambre no como, que si tengo sed, bebo, que si tengo ganas de mear, voy y meo. 

Ahora que siento que es algo que puedo hacer, que autorregularme me hace ser más amable conmigo misma y las personas que me rodean, ahora, he decidido empezar a hacerlo en el amor. 

Llevo tiempo haciéndolo desde la consciencia, sin saber ponerle palabras y sintiendo como me daba permiso.

Puedo escucharme, puedo dejarme sentir y querer o no estar con las personas, por propia elección, por resonancia. Y es maravilloso. 
Sé, siento que puedo y quiero decidir si una persona me hace vibrar o no, desde mi propia vibración, sin consultar, sin pedir opinión a una tercera persona. 

Cuando era niña también sentía que tenía que estar con ciertas personas adultas de una forma amable porque mi madre y mi padre me obligaban y yo no tenía ganas de estar con esas personas y menos de una manera amable.

Personas en mi sentir de niña, de joven y ahora de adulta que no me respetaban, que no eran amables consigo mism@s ni conmigo.

Mi madre y mi padre sobre estas personas me decían que eran muy amables, que qué me costaba ser amable, que esas personas me querían mucho y que yo era una desagradecida.

Mi madre y mi padre me decían que a las personas adultas en general hay que hacerles caso y saludarles siempre, darles las gracias y pedirles las cosas por favor. 
Siempre sonreírles, ponerles buena cara.
Sobretodo si eran vecin@s, conocid@s de ell@s.

 Yo era muy observadora y me daba cuenta de que esas personas adultas a mí no me saludaban siempre con una sonrisa, no me compartían las  cosas con amabilidad, incluso algunas me daban un golpe en la cabeza, o en el culo como saludo cariñoso, o me tocaban el pelo, o una mejilla sin preguntarme antes. 

Por ello yo les ponía caras no amables, demostraba abiertamente mi malestar, y por ello me criticaban.

Le decían a mi madre que si era muy movida, muy contestona, le decían a mi madre que me tenía que castigar, más mano dura.

 Y yo le compartía a mi madre y mi padre este malestar y me decían que no era para tanto, que eran muy maj@s esas personas adultas, que eran nuestr@s vecin@s, y que yo era una maleducada. 
Que no aguantaba nada.

La escuela era otro lugar donde el amor era obligado, donde yo no podía autorregularlo. 

Yo me quejaba, les compartía a mi madre y mi padre mi malestar allí y ell@s me decían que era lo que había, y que en mi mano estaba que fueran más amables conmigo.

Yo en cambio sentía claramente que era la responsabilidad de las personas adultas que me acompañaban que hubiera respeto, una relación de amabilidad.

Estas reflexiones me han quitado mucha carga, me han hecho ver, comprender muchas actitudes, sentimientos míos que yo tomaba como que algo fallaba en mí, cuando era que yo estaba sola, sin nadie que me validara lo que yo sentía por las personas que me rodeaban. 
Por ello muchas veces  cuando he querido dejar de estar con una amiga no he podido, no he sabido ser amable, pensando que yo era culpable de esa separación, que algo malo había en mí, que no aguantaba, que era rara, poco tolerante.
No me daba permiso a valorar, darle importancia a mi sentir en esas relaciones de amor.

Ahora sé que las relaciones son sentires, vibraciones, y energía. 
Si hay sentir, vibración y energía, hay amor.

Estoy feliz de poder amar cuando y cuanto quiero, sin obligarme a dar besos siempre que.... a dar abrazos cada vez que,.... a tener que llamar, preguntar por ....cada semana, a tener que querer a ....porque es mi tía abuela y ella a mí me quiere mucho,.....

L@s niñ@s y l@s jóvenes son vibración, energía, puro sentir. 
Por ello te invito a que les observes, si tienes hij@s a tus hij@s y si acompañas a niñ@s a es@s niñ@s, jóvenes que acompañas, que te acompañan. 

Te invito a que dejes que ell@s te marquen el ritmo del amor entre vosotr@s. 

💗

Es maravilloso, ya que los besos, los abrazos, los masajes, los mensajes salen del corazón y eso se nota, se siente, se palpa.

💜💜💜💜💜💜

Ahora te quiero invitar a que te hagas unas preguntas.
Que primero te las hagas a ti misma. 
Y después si tienes hij@s dirigidas a ell@s, y si acompañas a niñ@s, jóvenes dirigid@s a ell@s.

Te invito a que te dejes sentir las respuestas, tus sentires y si te apetece compartir conmigo, aquí estoy.


💙💚💙💚💙💚



¿Te das permiso para querer, para amar respetando tus necesidades de amar?


¿Dejas que te digan a quién querer, amar, cómo amarle, cuánto amarle? 

¿Confías en ti misma cuando piensas, sientes que quieres a alguien de manera natural, espontánea?

¿ Las muestras de amor que das son espontáneas? O ¿ Son reacciones automáticas?

¿Te obligas a ti misma a querer a ciertas personas, porque son familia, porque crees que tienes que quererlas, porque...?

¿Te marcas rutinas en el amor, te obligas a dar besos cada vez que ..., cuando entras en...., te obligas a llamar a ....cada semana,...?

Si alguna persona quiere darte un abrazo, un beso, una caricia y no te apetece, ¿se lo dices? ¿Se lo haces saber de una forma amable?
¿Lo consideras esto un modo de ser amable contigo misma y la otra persona o una manera de ser no amable con la otra persona?

¿ Te molesta que tu hij@, tu pareja,.... una persona de tu entorno te comparta de manera amable que no le apetece en ese momento tu caricia, tu beso, tu abrazo? o ¿ Sientes con ese compartir que hay intimidad emocional entre esa persona y tú?

💜💚

Sea lo que sea que contestes, hazlo tuyo. 
Sin juicios, ni críticas.
Siéntelo.
No hay respuestas acertadas, ni equivocadas.
Cada una tenemos las nuestras.
Mi invitación con estas preguntas es a que pares y tomes consciencia de cómo amas, de cómo te gustaría, de cómo necesitas amar.
Yo así lo he hecho y me ha dado luz. 
Luz en saber cómo soy, cómo siento.
 Me ha ayudado a ser más amable conmigo misma, escuchándome, dándome voz en el amor.
Y me ha hecho liberarme, quitar mucha carga emocional negativa.

💚💜

 Ahora te invito a que estas otras las preguntas te las hagas referidas a la relación de amor con tu hij@, con niñ@s, jóvenes que acompañas y te acompañan en tu vida:



¿Tus hij@s,  l@s niñ@s, jóvenes que acompañas sientes que quieren, que aman respetando sus necesidades? ¿Sientes que tú les acompañas desde la presencia en este amar?


¿O como madre, como adulta les dices, sugieres a quién querer, cómo y cuánto?

¿Confías en tu hij@, en l@s niñ@s, jóvenes que acompañas cuando sienten amor natural por alguna persona? O ¿Sientes miedo y le haces desconfiar de lo que sienten?


¿Confías en su sentir o les haces sentir que son demasiado niñ@s, jóvenes para saber lo que es el amor?


 ¿Cuando tu hijo no quiere amar a alguien que tú amas, respetas lo que siente o intentas a toda costa convencerle para que quiera a esta persona importante para ti?

¿Les pones horarios, momentos obligados a las muestras de amor? En saludos, al irse a la cama, al levantarse,...o ¿Pueden expresarse libremente cuando a él/ella les apetece?

¿Les preguntas si les apetece un beso, un abrazo antes de dárselo? ¿O se lo das directamente pensando, suponiendo que seguro que le apetece?

Si tu hij@, un niñ@, un/a joven te dice que no le apetece un abrazo tuyo, lo aceptas? O te resistes, ¿le haces sentirse culpable?

Cuando tu hij@ te comparte qué necesita y lo antepone a tu necesidad ¿lo sientes como un acto de amor de tu hij@ hacia el/a mism@ o como un acto egoísta por parte de tu hija, niñ@, joven que acompañas hacia ti?

¿Les haces dependientes de vuestro amor o confìas en el amor  que os sentís?

💜💜💜

Ahora te invito a ser amable contigo misma y que busques un lugar seguro y cómodo.
Vayas hacia allí y te coloques en una postura con presencia y cómoda para ti.
 Y si te apetece, cierres los ojos.
 Y visualices cómo te gustaría amar. 
 Y te invito, te animo a que seas amable contigo misma y empieces a practicar ese modo, esa manera desde hoy mismo.

💚💚💚



lunes, 16 de octubre de 2017

CHISPITA NÚMERO 6: TE INVITO A QUE PARES PIENSES EN UNA NECESIDAD QUE TENGAS

CHISPITA NÚMERO 6: TE INVITO A QUE PARES Y PIENSES EN UNA NECESIDAD TUYA


Erlazionatutako irudia



Esta Chispita se la dedico a La Tribu Virtual de Madres Conscientes. Este mes estamos charlando, aprendiendo, compartiendo, experimentando sobre la Autorregulación. Está siendo un tema muy interesante y profundo en mi sentir. La Autorregulación está en mi experiencia muy unida a escucharme, a saber qué necesito, a sentirme y poder saber qué estoy necesitando. Esta capacidad innata a todas nosotras en mi experiencia la fui perdiendo por complacer necesidades de las personas adultas que me acompañaron en mi niñez y juventud. Dejé de saber realmente cuándo tenía sed, cuándo ganas de mear, cuándo ganas de dormir, de comer,.... Y ahora tomando consciencia, estando más momentos en el aquí y el ahora, practicando Mindfulness he podido, puedo ir autorregulándome, con la comida estoy en paz, me escucho y si no tengo hambre, no como, si tengo sed, bebo agua. Y es maravilloso, mi cuerpo, mi mente, mi corazón lo agradecen, es una manera de mimarme de ser amable conmigo misma. 

mujeres sentadas con presencia bilaketarekin bat datozen irudiak


Por ello te invito a que cada día cuando te acuerdes, pares, pares aquello que estás haciendo, pensando, diciendo, sea lo que sea y recoloques tu cuerpo y encuentres una postura cómoda y en la que sientas que tienes presencia. Si te apetece puedes cerrar los ojos, y ahí te invito a que  lleves tu atención, tu atención amable hacia ti, a tu persona, tu cuerpo, tu mente, tu corazón e intentes encontrar una necesidad que sientes tienes y la nombres, la hagas tuya. Te invito a que no la juzgues, que la aceptes sea la que sea, es tu necesidad. Te invito a que le des la importancia, el valor que esa necesidad tiene para ti, e intentes satisfacértela. Cuando lo hayas practicado, te invito a que te dejes sentir, y que compartas lo sentido con alguien que ames y si te apetece conmigo también. 

Erlazionatutako irudia

domingo, 15 de octubre de 2017

CÓMO GRACIAS AL MINDFULNESS CONVERTIR LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA ESCUELA EN ACOMPAÑAMIENTO EN LA IDENTIFICACIÓN Y SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES.

CÓMO CONVERTIR GRACIAS AL MINDFULNESS LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN LA ESCUELA EN ACOMPAÑAMIENTO EN LA IDENTIFICACIÓN Y SATISFACCIÓN DE NECESIDADES.
amistad bilaketarekin bat datozen irudiak
En mi sentir las palabras "resolución" y "conflicto" son muy pesadas, palabras con mucha carga, con una carga emocional negativa. Por ello os quiero compartir esta reflexión sobre la Resolución de conflictos en la escuela. Esta reflexión estaba en mí, es fruto de años de experiencia en la no consciencia y de años de experiencia en la consciencia. Esta reflexión toma forma escrita gracias a mi amiga María Vázquez, amiga de la Tribu Virtual de Madres Conscientes. Con ella tuve la suerte de compartir ayer sobre este tema y gracias a ese compartir me he animado a escribir esta reflexión y compartirla con todas y cada una de vosotras. 
Gracias María.

Erlazionatutako irudia

En la escuela, ¿hay conflictos que resolver o hay necesidades por descubrir? ¿Hay necesidades no satisfechas? En la escuela ¿l@s niñ@s y l@s jóvenes son l@s responsables de esos conflictos o lo somos las personas adultas que acompañamos? En la escuela, las personas adultas que acompañamos, ¿ponemos el foco en lo que l@a niñ@s y l@s jóvenes son y necesitan o en lo que l@s niñ@s y jóvenes hacen y dicen? En la escuela, ¿se pueden evitar los conflictos o muchos de ellos? ¿En manos de quién está evitarlos? En la escuela, cuando l@s niñ@s y jóvenes entran en conflicto, ¿qué se activa en mí como adulta acompañante? ¿Algo personal? ¿Siento que algo de ese conflicto es parte de mí? o ¿Puedo tomar distancia emocional, acompañar desde la amabilidad, desde el ayudar, acompañar, estar con presencia? En la escuela, ¿queremos resolver los conflictos desde las necesidades de l@s niñ@s y de l@s jóvenes o queremos buscar estrategias, maneras de reprimir necesidades por nuestra propia necesidad reprimida en nuestra infancia y juventud?

gatos reflexionando bilaketarekin bat datozen irudiak
Estas son preguntas que yo me he ido haciendo durante este proceso de tomar consciencia, durante este proceso de hacer clic, clic, clic, y clic. Preguntas que me he hecho desde un querer ser amable conmigo misma, ya que yo he sufrido mucho malestar acompañando, interviniendo en conflictos en la escuela, y no sabía de dónde me venía ese malestar, que en mi sentir era normal, era lo que había que sentir, y ahora, hoy, aquí y ahora sé que no es así, que siempre puedo ser amable conmigo misma, que siempre puedo satisfacer mis necesidades sin por ello tener que hacer daño o prestar menos atención a las demás personas. He tomado consciencia que siendo amable conmigo misma puedo acompañar de una manera amable a l@s niñ@s en sus conflictos, pudiendo identificar y satisfacer sus necesidades. Incluso he tomado consciencia que siendo amable conmigo misma, las demás personas lo agradecen, están en una energía más amable conmigo también. 
💜💜💜💜💜💜
💜
Os quiero invitar a realizar una primera práctica de Mindfulness e invitaros a que estas preguntas os las hagáis poco a poco, de una en una, le dediquéis unos segundos, minutos a cada una, desde una atención amable  con vosotras mismas, os las preguntéis con vuestra mente abierta y vuestro corazón amable.
Cuando hagáis la práctica os la dejéis sentir y si os apetece compartáis con alguna persona de vuestra vida lo sentido, experimentado y si os apetece conmigo, aquí estoy.
💚💚💚💚💚💚💚
  
Saber cuales eran mis necesidades a mí me costaba, a veces no sabía, no era consciente de que estaba sedienta, de que necesitaba beber agua, y cuando pasaba mucho tiempo, me daba cuenta de que tenía mucha sed, estaba acostumbrada a no escucharme, y por ello no era consciente de qué necesitaba. Ahora desde la consciencia todos los días soy amable conmigo misma y me dedico unos minutos, unos segundos a ver, sentir, qué necesito y qué puedo hacer por mí para satisfacer eso que necesito. Así soy amable conmigo misma. Y de esa manera lo puedo ser con las demás personas. En la escuela es así también, en mi sentir, en mi experiencia, el cuidar el ambiente en la escuela es fundamental, cuidarlo para que las relaciones sean amables, para poder acompañar a identificar las necesidades, para evitar conflictos a resolver, para evitar malestares, para hacer un acompañamiento sano, respetuoso. Para ello es fundamental que como persona adulta que acompaño sepa las necesidades primarias fisiológicas, emocionales, intelectuales,.. que tienen l@s niñ@s y jóvenes que acompaño. En mi experiencia y vivencia el preparar simplemente el lugar donde estaremos, dándole luz natural, aireándolo, teniendo agua, teniendo libertad de movimiento dentro y fuera, es decir pudiendo ir al baño cuando sea necesario, a caminar un rato,.... es esencial para que el ambiente sea sano y respetuoso, y así nos sintamos a gusto y las resoluciones de conflictos las convertimos en acompañamiento desde y a las necesidades. Confiar en l@s niñ@s y jóvenes que acompañamos, confiar en que lo que necesitan es legítimo e importante.

💛💛💛💛💛💛💛

Por ello os invito a otra práctica de Mindfulness. Te invito a que pares por unos instantes y las palabras Resolución y Conflicto las cambies por otras más amables para ti.

Yo después de esta práctica he decidido cambiar "resolución" por "acompañamiento" y "conflicto" por "necesidades". 
Si te apetece puedes compartir las tuyas aquí en mi blog conmigo, me encantaría.

💜💜💜💜💜💜💜
Yo las he cambiado desde la necesidad que siento de ser acompañante desde las necesidades de cada niñ@ en la escuela, en vez de ser una resolvedora de conflictos, una salvadora. Las palabras en mi sentir son muy importantes, usar palabras positivas, amables, es una manera de ser amable conmigo misma y con las demás personas.
Este cambio lo sentí necesario porque en mi experiencia en la escuela, las personas adultas nos queremos volver expertas en cómo solucionar, resolver, los conflictos, las diferencias, desde un querer terminar, acallar estos conflictos, estas desavenencias. Y lo queremos desde una necesidad nuestra adulta de estar en un ambiente tranquilo, silencioso, respetuoso. Donde no se oiga una palabra mal sonante, un grito, haya una pelea, un mordisco,... Desde la necesidad de que no podemos conectar de una manera amable cuando surge una diferencia, un insulto, una pelea en la escuela. Volviéndonos así ,en mi sentir, expertas en buscar métodos, formas, estrategias para que l@s niñ@s, l@s jóvenes no puedan demostrar su malestar, ya que cuando lo hacen a nosotras como adultas se nos conecta algo personal y no podemos sostenerlo. Ell@s lo perciben y dejan de manifestar su malestar delante nuestro, haciéndolo a escondidas, o de manera muy poco amable. O anestesiando su malestar en su interior.En esta manera de resolver no consciente la persona adulta decide qué hacer, qué sienten ambas partes, y cómo termina esa situación. Y en mi sentir esto es alimentar el conflicto, el malestar.
Esta necesidad de cambio de términos, de palabras, viene también cuando tomo consciencia, siento en mi interior que yo no tengo la responsabilidad de tener que resolver, sino que siento que tengo la responsabilidad de acompañar, de estar con presencia, de parar y de observar en la escuela. Tomo consciencia cada día en la escuela que cada conflicto en el aula, en el patio, en el comedor, son señales maravillosas, señales luminosas que me dicen que hay necesidades no cubiertas, a veces ni siquiera identificadas, ni siquiera valoradas como necesidades. 

💗💗💗💗💗💗💗

Y por ello aquí y ahora siento que los denominados conflictos son Botones de Pausa, son puro Mindfulness, son Chispitas de Mindfulness, son para mí oportunidades maravillosas para parar, observar y aprender a acompañar a l@s niñ@s y  a l@s jóvenes desde sus necesidades verdaderas y no desde las nuestras. 
Cuando yo como adulta entro en conflicto, siento un malestar, tomo consciencia de que en realidad estoy pidiendo ayuda, estoy queriendo satisfacer una necesidad mía y no sé cómo hacerlo. A veces incluso no sé siquiera qué necesidad es. Aprender a identificar necesidades es en mi sentir una manera de ser amable conmigo misma. Acompañar a l@s niñ@s en la identificación de sus necesidades es en mi sentir mi responsabilidad, mi quehacer en la escuela. Es una manera de convertir la escuela en un lugar seguro y de hacer que l@s niñ@s y jóvenes confíen en sí mism@s y así tengan su autoestima cuidada.
💙
Por ello siento que es muy importante estar cuando surge un malestar, estar por y para l@s niñ@s que sienten ese malestar, y que ell@s sientan nuestra presencia. Quizás no tengamos que intervenir, sólo estar y que ell@s sepamos que estamos. Quizás sólo necesiten que nombremos, validemos eso que están sintiendo, sea lo que sea. Estar para tod@s y cada un@ de ell@s. 
💜
En muchos de los acompañamientos que realizo en la escuela el/la niñ@ que acude a mí, lo hace desde el culpar a otr@ de su malestar. Yo siempre paro ante estos acompañamientos y hago parar a el/la niñ@ y le pregunto: ¿Te puedo ayudar? A veces ante esta pregunta, sólo haber venido a decirme su malestar, le basta para decirme que no y se va. En la mayoría de las veces me dicen que sí, y yo le pregunto: ¿Qué necesitas? Y ante esta pregunta las primeras veces se les mueve mucho su interior, paran, titubean, incluso lloran, otr@ se ríen nerviosamente. Todas ellas en mi sentir, reacciones a no saber qué necesitan, niñ@s de primera infancia que ya están desconectad@s de sus necesidades primarias o que no saben ponerle nombre a estas necesidades. Muchos se dan cuenta, toman consciencia de que necesitan a su madre en ese momento, me lo comparten y se ponen a llorar; otr@s toman consciencia de que no saben en realidad qué necesitan; otr@s me comparten que quieren que castigue a ese otr@ niñ@ que creen ha creado su malestar, ante esta respuesta les digo que yo no castigo, y me preguntan por qué y les digo que no castigo ya que creo que no es ser amable y que no es necesario. Ante esta respuesta ya no tienen nada que añadir, sienten que a lo que iban ha perdido sentido, y que en realidad son ell@s los que se tienen malestar por otra razón que no era es@ otr@ niñ@. 
💜
Es muy importante validar lo que cada niñ@, cada joven necesita, es esencial en mi sentir. Sea lo que sea. Nombrarlo y darle el valor que para es@ niñ@, joven tiene. 
💙
Por todo esto te animo a que pares, observes, seas amable contigo misma y cada día intentes satisfacer una necesidad tuya que tengas si nombrar, satisfacer. A mí esta práctica me ayuda a poder identificar las necesidades de l@s niñ@s que acompaño.
🌺🌺🌺🌼🌼🌼🌼🌸🌸🌷🌷

En este curso he elaborado un ritual ante situaciones difíciles que he compartido con l@s niñ@s que acompaño. Tiene los siguientes pasos:
1. PARAR
2. CERRAR LOS OJOS
3. LLEVAR MIS MANOS A MI 💜
4. PENSAR ALGO AMOROSO
5. INTENTAR DIALOGAR
6. SI NO PUEDO, PIDO AYUDA
💗

Por último quiero agradecer a toda la Tribu virtual de Madres Conscientes y en especial a Yvonne Laborda ya que este mes en la tribu estamos compartiendo, aprediendo sobre la autorregulación y ha sido inspiración para mí a la hora de escribir este artículo, me ha ayudado a ordenar mis ideas, a comprender. 

🌺🌹🌻🌼🌷🌸🌷🌻🌼🌺

animales amigos bilaketarekin bat datozen irudiak

ENCUENTRO DE HAZIZHAZI EN ARBIZU




Este fin de semana Hazizhazi https://hazizhazi.wordpress.com/ha organizado un encuentro de familias, de personas sensibles a el aprendizaje consciente, alternativas pedagógicas, y de familias que educamos, acompañamos en casa. 
El encuentro ha sido en Arbizu durante cuatro días y yo he tenido la suerte de poder estar el viernes con mi pareja pasando allí el día. Compartiendo sol, charla, risas, comida, ilusiones. Además he tenido la suerte de haber podido dar un taller de Mindfulness para ser más amable contigo misma. Ha sido un taller muy íntimo y especial, donde las personas que se han acercado me han dando tanto! Se han acercado mujeres, niñ@s, hombres, en un ambiente muy amable, y poco a poco cada una ha ido llegando a su ritmo y compartiendo mucha escucha. Así que con esta entrada quiero agradecer a todas las personas que han hecho posible este encuentro, en especial a Sonia y a Rubén, y en especial también a todas las personas que os acercásteis a compartir conmigo en el taller, gracias de corazón, Susie.

lunes, 9 de octubre de 2017

CHISPITAS NÚMERO 5: CADA DÍA DEDÍCALE A UNA PERSONA IMPORTANTE PARA TI UNOS SEGUNDOS, MINUTOS, HORAS COMO SI NO EXISTIERA EN ESE MOMENTO NADIE MÁS EN EL UNIVERSO

CHISPITA NÚMERO 5: CADA DÍA DEDÍCALE A UNA PERSONA IMPORTANTE PARA TI UNOS SEGUNDOS, MINUTOS, HORAS COMO SI SÓLO ESTUVIERAIS TÚ Y ELLA EN EL UNIVERSO.



Erlazionatutako irudia



Esta Chispita es algo maravilloso a practicar, los efectos en mí son maravillosos, cuando la practico sale en mi rostro una sonrisa, mi cuerpo se relaja. Me hace darme cuenta de lo bien que me sienta ser amable con las personas que me rodean y lo bien que me sienta que sean amable conmigo las personas.
Hace unos años tomé consciencia de lo importante que es para mí tener unas relaciones sociales sanas, naturales, desde el corazón, desde la consciencia. De lo importante que es para mi cuidar a las personas que amamos, que nos rodean, dedicarles unos momentos. También me di cuenta en esta toma de consciencia de que a veces tengo reticencias, creencias limitantes, que me lo impiden o que me hacen que sea costoso para mí ser amable con ciertas personas, en ciertos momentos. Cuando lo consigo, mi vida cambia, y con el cambio de mi vida cambia a mejor también mi alrededor.
Por ello, te invito a que pares cada día a partir de hoy unos segundos, unos minutos, lo que necesites, cierres los ojos y pienses en una persona de tu familia, una persona amiga, alguien que hace tiempo que no ves, alguien con quien no cerraste algo y eso te tiene preocupad@, alguien que crees, sientes, que te necesita, alguien importante en tu vida, en tu camino, alguien que te inspira, una persona que fue amable contigo un día, en un momento de tu vida, una persona que necesites,...
Cuando tengas a la persona, te invito a que la llames, le mandes un mensaje, una nota, una carta, y le invites a pasar un rato juntas. Si no es posible, le digas, le hagas saber que estás ahí para ella, cuando ella lo necesite, le hagas saber eso que tu corazón te dice que es para esa persona, quizás sea un estoy aquí, quizás sea me encantaría darte un abrazo, quizás sea me acuerdo mucho de ti, me encantaría pasar un día en tu casa,... 
Yo a veces le digo a la persona que simplemente me he acordado de ella y se lo quería compartir., que la echo de menos y se lo quería compartir, le mando un mensaje y le digo, le recuerdo que es luz en mi vida, otras veces le digo que estoy aquí para lo que necesite, escribirle un mensaje de amor, una nota, un wasap, un audio, un correo, un emoticono, una foto, decirle que me gustaría un abrazo suyo, que me gustaría cogerle de la mano, un masaje, tomar una infusión.
A veces también me ha ocurrido que de alguna persona me he distanciado, no he cerrado de una manera adecuada y el pensar que quizás si le llamo le moleste, o quizás se haya enfadado por no haberle llamado, el tiempo va pasando y cada vez pasa más y más tiempo sin compartir y se me hace más difícil volver a reconectar. Cuando en estos caso tomo el valor y  le llamo a esta persona y hacemos algo me siento genial, volver a conectar, fluir de esta manera me encanta, siento mucha paz. Alguna vez me ha pasado, intentarlo y la otra persona agradecerlo y estar en otro momento que no quiere compartir tanto conmigo. El hecho de haberle llamado, decirle que yo sí me he acordado para mí ha sido ser amable conmigo misma y con esta persona. Me quedo en paz conmigo y con ella. Siempre claro aceptando un no de la otra persona, o ahora necesito tiempo o...lo que fuere que esa persona necesite.
Erlazionatutako irudia
También te invito a algo que hace poco hice con una amiga. Con esta amiga aunque yo no era amable con ella siempre, en todo momento, ella ahí seguía, amándome, dándome escucha, mirada, amor, y un día hice esta Chispita, y me atreví a llamarle y decirle por audio que la quería mucho y que por miedo, por inseguridad en mi misma, no había sido todo lo amable que me hubiera gustado ser con ella. También le compartí mi sombra, como a veces en grupo siento que si alguien brilla me pueda quitar mi luz, y ella muy sabiamente me dijo que eso no ocurre, que en el universo hay lugar y luz para todas nosotras, y que yo soy yo, ella es ella, cada una somos nosotras y que lo que sí podemos es apoyarnos, querernos y acompañarnos. Fue algo mágico, te invito de corazón a que lo pruebes, te atrevas, yo tuve la suerte de que esta amiga es puro amor y me aceptó aun yo no habiendo sido  amable, me aceptó al disculparme y esto nos ha unido mucho y aquí y ahora estamos muy unidas. Es de las mejores cosas que me han ocurrido en la vida. Y de las amigas con las que más conexión tengo en este momento de mi vida, de mi camino hacia la consciencia.
Erlazionatutako irudia
 Por todo esto, esta Chispita se la quiero dedicar a mis amigas de la Tribu, de la Tribu virtual de Madres conscientes de María José Cifuentes e Yvonne Laborda. Y muy en especial a Amparo Moncholi Romeu que ella me compartió la Chispita de consciencia que fue para ella un día que llamó a una amiga y dieron un paseo, y de ahí me inspiré para esta Chispita de Mindfulness; a Elena Dieguez Basalo que es una persona por las que doy gracias al universo de ponerla en mi camino y darme cuenta de lo que ella es para mí y que ella me acepte; a Ana Rial que muchos días cuando me despierto tengo la suerte de encontrarme que ella ha hecho esta Chispita de Mindfulness conmigo, mandándome un audio y compartiendo lo que siente; a Sara García que un día me llamó y me dijo que vendría por Bilbo con Elisa su hija y nos juntamos a compartir gracias a que ella se acordó de mí al venir por aqui; a Noelia que la llamé tal que un miércoles que iba a ir ese mismo sábado a Segovia con mi pareja e hijo y ella me dijo que podíamos ir a su casa a dormir y así lo hicimos cenar el sábado, dormir, el domingo jugar, charlar, desayuno, comida y con tuppers llenos de comida rica y cositas de la huerta y huevos frescos de gallinas para Plentzia. Y todo este amor, conexión lo tengo sólo por practicar y dejar que practiquen conmigo las personas esta Chispita de Mindfulness. 
Te animo a que la practiques y si te apetece compartas conmigo tu sentir. 
Que la disfutes!!

Erlazionatutako irudia

domingo, 1 de octubre de 2017

CHISPITA NÚMERO 4: MINDFULNESS CUANDO NOS HACEN UNA PREGUNTA

CHISPITA Nº 4: MINDFULNESS CUANDO NOS HACEN UNA PREGUNTA



Erlazionatutako irudia


Cuando era una niña me encantaba hacer preguntas, preguntas y más preguntas. Preguntas a mi madre, a mi padre, a mi hermana, a las personas adultas que compartían conmigo espacio y tiempo. 
 Preguntas sobre el origen de la  vida, sobre las nubes, la mareas, sobre sus infancias, sobre cómo se sentían, si eran felices, cómo llegaron a ser lo que eran,... Preguntas. 
Estas preguntas, cualquier pregunta, simplemente preguntar dos veces en una tarde, o tres veces la hora que era provocaba en estas personas muchas veces, casi todas las veces, incomodidad, una sensación de no querer contestarme, dedicarme ese tiempo, por parecerles la pregunta sin sentido, fuera de lugar, repetitiva,... 
Muchas veces recibía silencio a esas preguntas, sobre todo de mi madre y de mi padre, ese silencio en un principio lo tomé como un juego,que no me habían oído, y yo les insistía e insistía. Poco a poco me dí cuenta de que no era un juego, que sí me oían y se convirtió en angustia para mí. Me sentía sola, no tenida en cuenta, me sentía pesada, no interesante. 
Yo les insistía e insistía y recibía un pues qué quieres que te conteste, yo qué sé, a quién le importa eso, ya te lo he dicho mil veces, yo ya no me acuerdo de eso, pregúntale a otra persona,... 
Recuerdo que me sentía muy sola en esos momentos, me enfadaba mucho, mucho, no entendía qué les costaba tanto, si en mi sentir contestar una palabra amable, una cifra, un recuerdo, era algo maravilloso, sencillo. No entendía por qué les  costaba tanto contestarme, cuando en mi opinión era más costoso no hacerlo, más doloroso.
Ahora soy adulta y sigo viendo a menudo estas reacciones en las personas adultas cuando l@s niñ@s, jóvenes les preguntan algo, se ponen a la defensiva, se toman las preguntas como algo personal, como una molestia, una pesadez, contestan antes de que terminen suponiendo lo que les van a preguntar para terminar antes, es que est@s niñ@s no hacen más que preguntas, y además preguntas sin sentido, para qué querrán saber todo eso.
Incluso las personas adultas que preguntan mucho se les clasifica de entrometidas, pesadas, curiosas con matiz negativo, cotillas, sabelotodo. Convirtiéndose el preguntar en algo de mala educación, algo a evitar para que las personas no se molesten.
Yo he vivido esta situación en mi casa cuando era niña y ahora se repite en mi hogar, a mi hijo le encanta hacer preguntas y a mi hija también, les chifla, y a mí me encanta contestarlas, buscar las respuestas, charlar,... He de reconocer que me encanta ahora desde la consciencia de ver las ganas de compartir, de saber, de crear vínculo que brotan de cada una de las preguntas que mis hij@s me hacen.  A mi pareja no tanto, y esto a mis hij@s les duele y lo dicen. Por ello hemos empezado a practicar esta Chispita que os comparto en nuestra casa, espero que os inspire y os ayude a crear vínculos con vuestr@s hij@s, niñ@s, jóvenes que acompañáis, vuestra pareja, con quien sea que está en  vuestra  vida. Así entre todas quizás le podamos dar luz a las preguntas, y a las respuestas, luz y amor.
Es muy sencilla y la práctica produce una sensación muy placentera:

Os invito a que cada vez que algun/a niñ@, joven, persona adulta, amiga, vecina, conocida, compañera de trabajo,.... os haga una pregunta, paréis y le dediquéis unos segundos, un tiempo. A mí mirarle a los ojos, a la cara me ayuda. Me ayuda estar atenta, y parar. Si no podéis contestarla, decírselo, explicárselo. Si os incomoda también, sea lo que sea os invito a que le contestéis, le compartáis algo sobre la pregunta. Desde una mente abierta y un corazón amable.
Y os invito si os apetece a que compartáis lo que sentís al hacer esta práctica, lo que observáis al hacerla.







martes, 26 de septiembre de 2017

MINDFULNESS Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

MINDFULNESS Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

gato con el ordenador bilaketarekin bat datozen irudiak


Hasta hace muy, muy poco pensaba, sentía que el mindfulness y las nuevas tecnologías estaban en lugares diferentes, dispares, con pocas o ninguna cosa en común, nada que les uniera. 
Este mes gracias a la Tribu de Madres Conscientes de Yvonne Laborda y María José Cifuentes, de la que junto con otras cien madres soy integrante, he hecho un clic, he parado, observado y he tomado consciencia de las cosas que las unen y de lo que las nuevas tecnologías me han ayudado en este camino de la crianza consciente, en este camino de ser más consciente. 
Gracias a las nuevas tecnologías hace más de dos años que comparto intimidad emocional, escucho, me nutro, inspiro, me inspiran otras madres en la Tribu de Madres Conscientes. Es una Tribu virtual y tan cercana! Tan real! Tan auténtica!
Allí he hecho amigas, amigas de las de amigas, amigas. Amigas que si vas por el pueblo donde viven me abren las puertas a mi familia y a mí. Amigas que cuando tienes un momento del día, de la noche que algo te preocupa en los días siguientes te mandan su experiencia, su sentir, sin juicios, sin crítica, sin recetas, sin consejos, simplemente te comparten que están ahí contigo, que resuenan, que vibran con tus sentires y experiencias. Amigas con las que poder compartir mi luz y mi sombre. Y este acompañar para mí en este camino de la consciencia está siendo tan maravilloso!, tan sanador! 
Gracias a las nuevas tecnologías conocí hace casi tres años a Yvonne Laborda y con ella desde ese día hasta hoy sólo he recibido amor, amor de verdad, on line y de verdad. He sanado, he crecido y me he formado con ella on line y también he tenido la suerte de disfrutarlo en presencia. Gracias Yvonne Laborda.
Gracias a las nuevas tecnologías tengo este blog, que me encanta, me anima a seguir compartiendo con todas vosotras. Gracias a este blog estoy en contacto con un grupo de mujeres maravillosas que estáis ahí, leyendo, compartiendo, acompañándome.
Gracias a las nuevas tecnologías ahora que mi hija está desde agosto fuera de viaje hasta diciembre puedo comunicarme con ella, aunque sólo tenga un ratito ella al día en el que le apetece o yo. Podemos gracias a las nuevas tecnologías estar juntas en el aquí y el ahora aun estando a miles miles de kilómetros de distancia.
Gracias a las nuevas tecnologías hemos reforzado mi hija y yo en la distancia nuestra intimidad emocional, sí, sí por skype, por mensajes, por wasap. Me he dado cuenta de que le llega mucho a ella lo que le escribo, le llega de otra manera que en persona. Hemos hablado de amor, de su niñez, de sus sueños, de mis proyectos, de la menstruación, de experiencias pasadas, la distancia y las nuevas tecnologías nos han dado esa oportunidad de estar con atención plena en nuestra relación y la estamos disfrutando. Las nuevas tecnologías nos han quitado la ansiedad de tener que esperar para compartir, podemos compartir en el mismo momento que estamos sintiendo aquello que queremos compartir.
Gracias a las nuevas tecnologías he tomado consciencia de que mi comunicación es más amable por escrito, y de manera virtual, respeto los turnos, paro más, escucho, me dejo sentir . Como no tengo modelos, sigo mi instinto, mi sentir y así soy amable, ya que todas lo somos por naturaleza, amables.
Con las nuevas tecnologías me doy el permiso de parar antes de escuchar un audio, de escribir un mensaje, de releerlo, de reescribirlo, de estar en el aquí y el ahora. Soy amable conmigo misma.
Yo estoy en proceso de ser amable con las nuevas tecnologías, y usarlas de un modo consciente. Y me gusta mucho. Lo estoy disfrutando y lo quería compartir con vosotras.
Erlazionatutako irudia

lunes, 25 de septiembre de 2017

CHISPITA NÚMERO 3: SEGUIR EL RITMO DE LA PERSONA QUE VA CONTIGO AL CAMINAR




CHISPITA NÚMERO 3: SEGUIR EL RITMO DE LA PERSONA QUE VA CON NOSOTRAS AL CAMINAR




En mi sentir la vida está llena de Chispitas de Mindfulness, de consciencia, de atención plena. La cuestión es en mi experiencia  estar atenta cuando la Chispita empieza a centellear y zas! hacerla mía.
Esta Chispita número 3 se llama: Seguir el ritmo al caminar de la persona que va contigo. 
Mi hijo desde que comenzó a andar no ha tenido prisa por llegar a un parque, a la playa, a la cima de una montaña, a la escuela, al coche, a casa de un amig@,.. Siempre ha puesto el mismo grado de consciencia durante el camino que al llegar a la meta.
Escuchándose, dejándose sentir ha respetado su ritmo natural e intentado a toda costa que yo le siguiera. Mi hija también lo intentó cuando era niña pero desistió con mis prisas y se contagió de mi prisa por llegar a?
Mi hijo desde muy pequeño me agarraba, empezó por cogerme de detrás de la rodilla, pasando por el muslo, cadera, cintura,.. según iba creciendo. En un ánimo de conexión de unir nuestros ritmos, eso sí estando seguro de que el suyo era más natural, interesante, divertido. Me decía sin palabras que no había prisa por llegar a esos sitios que yo proponía ir. Que mientras íbamos también podíamos disfrutar con cada flor, cada piedrita, salto,...
Me ha costado muchos años darme cuenta de que ese colgarse de mí para ralentizar mi ritmo, para hacerme parar no lo hacía para fastidiarme, sino para ayudarme a tomar  consciencia, ayudarme a estar en el aquí y el ahora con él, ayudarme a parar, a reconectarme conmigo misma. 
De unos años aquí voy a su ritmo y he descubierto cosas maravillosas de pequeños recorridos como el de nuestra casa al coche que nunca había visto preocupada por llegar a? Cómo tenemos un laurel en el camino que si te  sientas debajo hay un frescor maravilloso, cómo se puede con el balón ir dando pases hasta el coche tocando la barandilla. Seguir su ritmo no ha significado llegar tarde, seguir su ritmo ha significado para mí disfrutar del aquí y el ahora y conectar con mi hijo de una manera muy especial. 
También me ha hecho tomar  consciencia cuando voy con mi pareja, con mi hija, en paseos e intento aunar los ritmos y es mágico, la otra persona aunque no se lo digas se calma y va contigo, nota que tú estás conectando con ella, con su ritmo. Al principio me ayudaba seguir hasta la pisada con el mismo pie, sin decirle nada a la otra persona. Es un juego muy divertido y crea mucha conexión, vas como haciendo un baile. 
Y hoy he tenido la suerte de que mi perro Negu me ha dado la oportunidad de disfrutar esta Chispita, siguiendo su ritmo, nos hemos adentrado en un bosque pequeño que hay a una media hora de nuestra casa andando, íbamos a otro lado, pero él me ha tirado hacia allí, y yo he conectado con esta Chispita, y me he dicho por qué no? Hemos entrado, y le he visto tan feliz!! Me he descalzado al verle meterse en un charco en medio del bosque con hojas y hierba y me he dicho voy a meterme con él, es maravilloso este charco de agua limpia con hojas, después he seguido por el bosque descalza, sintiendo el suelo húmedo, las hojas, las hierbitas, y hemos llegado a otro charco más grande con hojas, y ramitas, y nos hemos metido l@s dos. Ha sido un momento mágico, lleno de consciencia y de contacto con la naturaleza. 
Gracias a seguir su ritmo he descubierto el encanto de este bosque cerca de mi casa desde otro lugar, el de la consciencia.
Seguir el ritmo de las personas, animales que amo a mí me da mucha consciencia y buena energía, me siento tan a gusto!! que os lo quería compartir. 
 Esta Chispita se la dedico a mi hija, a mi hijo y a nuestro perro Negu.  Que la disfrutéis!!

domingo, 17 de septiembre de 2017

CHISPITA NÚMERO 2

CHISPITA DE CONSCIENCIA NÚMERO 2

Esta chispita se la dedico a una amiga, a mi amiga Ana Rial, con ella tengo conexión, vibración y resonancia. Es una mujer muy especial en mi vida.
Ella me suele regalar muchos días un audio por wasap, siempre respetuoso, amable, amoroso, reflexivo. 
Esta semana me ha regalado una Chispita propia, de ella, que por resonancia del universo es una adaptación de la que yo quería compartir con vosotras esta semana. El universo conspira, estaba entre ésta y otra y al oír a Ana me quedó claro que era ésta la que sería la Chispita número 2. 
Así que este lunes la Chispita 2 va  doble, a elegir cada una la manera con la que más resuene y la ponga en práctica. O quizás alternar una y otra.
Mi amiga Ana me compartió que ella la noche anterior al día que me envió el audio, esa madrugada la había practicado con sus hij@s, dormid@s ya, ella les buscó sus pulsos y siguiendo el movimiento de éstos, sus ritmos estuvo en conexión con ell@s y el aquí y el ahora durante unos minutos. 
Gracias Ana, de corazón por regalarme parte de tu intimidad emocional.
Erlazionatutako irudia

Mi chispita es una chispita con historia y os la quiero compartir también:
Cuando mis hij@s eran niñ@s de primera infancia, un día tumbada con mi hijo le puse la mano en la tripa y ahí noté su respiración, y la seguí por unos segundos, imité el ritmo, el movimiento y la uní a la mía, y así nos quedamos dormid@s, a gusto, en paz.
En aquella época que no estaba en el aquí y el ahora en la manera que ahora lo estoy, que no era tan consciente como hoy, lo tomé como un logro a practicar también con mi hija y así lograr dormirn@s de una manera más rápida.
Ahora, desde que practico Mindfulness, que estoy un poquitín más consciente, lo hago a menudo por el placer de hacerlo. Cuando están dormid@s me encanta practicarlo. 
Mi hijo se despierta, se levanta de la cama más tarde que yo y le gusta que antes de irme a la escuela le avise, y me despida, que le despierte un poco. Este lunes antes de irme me senté en su cama, y le llamé, y él entre sueños me dijo que si me iba ya, y le dije que sí, él me insistió si podía esperar cinco minutos y luego llamarle. Le iba a decir que no, y miré el reloj y ví que tenía esos cinco minutos para él y para mí. Y le dije que sí. Pensé en hacer una meditación sola y me dí cuenta al observarle dormido, su belleza, su serenidad, y decidí aprovechar la oportunidad que mi hijo me daba de estar en el aquí y el ahora. Le acaricié el pelo y le observé los primeros minutos, sólo le observé, y luego los siguientes le puse la mano sobre el pechito y busqué su ritmo de la respiración, y empecé a sentir el mío y unirlos a un mismo son. Fue muy hermoso, y la sonrisa estaba en mi rostro sin pensarlo, sin programarlo, de manera natural la tenía dibujada en mi cara.
Le desperté, me miró y nos despedimos con un musu, un beso. 

animales dormidos bilaketarekin bat datozen irudiak


Os invito a que lo practiquéis con alguien que améis.Yo alguna vez  de madrugada lo he practicado con mi pareja, ponerle la mano en su pecho y unir los ritmos, es muy hermoso, a veces lleva su tiempo, hay noches en que el ritmo es acelerado, está soñando y se nota, y al poner la mano se van las dos uniendo y calmando, serenando.
Esta es la Chispita número 2 : Respirar al son de una persona que améis, espero que la disfrutéis.

osa dormida bilaketarekin bat datozen irudiak

lunes, 11 de septiembre de 2017

CHISPITAS DE MINDFULNESS, DESTELLOS DE AMABILIDAD CON UNA MISMA GRACIAS AL MINDFULNESS


CHISPITAS DE MINDFULNESS, DESTELLOS DE AMABILIDAD CON UNA MISMA

Erlazionatutako irudia

Hoy quiero compartir la primera chispita de consciencia, de mindfulness, de amabilidad  con una misma.
A partir de hoy, todos los lunes compartiré una.
Son prácticas que me acompañan en el día a día y me ayudan a ser más amable conmigo misma y con las demás personas.
Son chispitas de amabilidad, chispitas de consciencia que me hacen estar en el aquí y el ahora.
Disfrútalas.

Erlazionatutako irudia

1ª CHISPITA DE MINDFULNESS 

Te invito a que esta noche cuando estés ya en la  cama, acostada, dispuesta a dormir, pares un momento y pienses en un momento del día de hoy en que alguien haya sido amable contigo, un@ amig@, tu pareja, un@ hij@, alguien por la calle, en el trabajo, un@ perr@ un@ gat@ que se ha alegrado de verte,....
Pares y observes qué sientes, quizás ha salido una sonrisa en tu rostro, quizás una lágrima de emoción, ...
Te invito a que si te apetece compartas conmigo tus sensaciones, y te invito a que lo hagas todas las noches que te acuerdes, yo lo hago hace más de un año y me encanta.
Espero que disfrutes esta primera Chispita, este primer destello de amabilidad contigo, Susie.




miércoles, 6 de septiembre de 2017

MINDFULNESS EN LA VUELTA AL COLE

MINDFULNESS EN LA VUELTA AL COLE





Mañana será para much@s niñ@s, jóvenes el día de volver a la escuela. 
Para mí mañana será el día en el que me reencuentre en la escuela con l@s niñ@s que acompañé el curso pasado y con otr@s much@s con l@s que compartí en los pasillos, recreos, excursiones. 
Estoy emocionada por ello, con muchas ganas de verles, saludarles, de compartir. 
Mi vuelta a la escuela empezó el pasado viernes día 1 y está siendo consciente, parando, observando, escuchando.
Estos cinco días han sido un volver al espacio de la escuela, encontrarme con mis compañeras del curso pasado, con otras nuevas, con propuestas diferentes, resonares distintos, todos legítimos y todos válidos. Estos cinco días han sido una toma de tierra.
Ser consciente en la vuelta a la escuela, al curso escolar me está ayudando a ver las necesidades que tengo, las que tienen mis compañeras, y llegar a acuerdos. También me está ayudando a encontrar mi lugar, a reafirmar mis pasiones, a saber lo que quiero, y lo que no quiero. Volver a la escuela está siendo un aprendizaje para mí a nivel interior.
La toma de consciencia me ayudará mañana a recibir con todo mi amor y respeto a tod@s y cada un@ de l@s niñ@s que estarán conmigo este curso. A recibirles desde sus necesidades, para ello estaré muy atenta. Algun@ querrá un abrazo, otr@s no, algun@ sonreirá, otr@s no, algun@ me contará muchas vivencias, otr@s no, algun@ se alegrará de que esté yo de nuevo, otr@s no. 
Eso sí, mi misión será hacerles saber que estoy para y por ell@s es y será para mí mi objetivo este curso. Dar mirada a tod@s, no juzgarles, que sepan que pase lo que pase, sientan lo que sientan yo estoy ahí por y para darles voz. Que estaré intentando ser la maestra que cada un@ necesita desde el lugar desde donde cada un@ está. 
Para ello sigo y seguiré practicando la atención plena, el mindfulness, ya que mi propósito me exige estar en el aquí y el ahora cuando esté en la escuela, atenta, observadora y ecuánime.

Por eso os propongo a las personas que leáis esto y mañana sea vuestro primer día de escuela la siguiente práctica: 

Erlazionatutako irudia

Mañana por la mañana despertaros antes que nadie en vuestra casa para poder estar un ratito con vosotras mismas a solas. Antes de bajar de la cama sentiros, cómo está vuestro cuerpo, vuestro  corazón y vuestra mente, todo con ecuanimidad, sin juicio ni crítica, con aceptación y amabilidad. Luego poco a poco ir empezando el día, todo lo que hagáis hacedlo con consciencia, más despacio de lo habitual, disfrutarlo, la ducha, preparar el desayuno, desayunar, despertar a tu hij@, hij@s, pareja, pasear al perr@,...lo que sea.
Salir de casa sin prisa en vosotras, ni prisa en l@s demás, hacerlo todo más lento de lo habitual e intentar llegar a la escuela si váis con vuestr@s hij@s con tiempo para saludos y despedidas. Para poder estar con suavidad, serenidad. Os invito a que no os enredéis en saludar a personas que hace tiempo no habéis visto, y estéis durante esos minutos antes de despediros atent@s a vuestr@s hij@s, a lo que necesitan, quizás ir despacio, coger una flor, ir en brazos, un abrazo, un  beso, una sonrisa, un luego nos vemos, si me necesitas díselo a tu maestra. Os invito si lo necesitáis a decirle a la maestra que si necesita algo estáis atentas, dispuestas.  Os invito a que hasta que entren en la escuela vuestr@s hij@s,  ir sin el móvil, o apagarlo hasta que entren dentro. Estar.
Erlazionatutako irudia

Si eres maestra y vas sola a la escuela, te invito a que vayas antes de que sea la hora de llegada de l@s niñ@s, jóvenes. Para y sonríete a ti misma antes de entrar en la escuela y saluda con una sonrisa a todas las personas que te vayas encontrando, ve a tu aula, ventílala, cuida el ambiente, la luz, hidrátate. Te invito a que apagues el volumen del móvil y lo dejes en tu bolso. Si no puedes, te invito a  que no lo lleves encima durante la llegada y recibimiento de l@s niñ@s. Luego durante la mañana te invito a que hagas lo mismo y si no puedes, de vez en  cuando ve y mira si alguien te ha llamado, no llevarlo encima es una liberación en mi experiencia. 
Te invito a que sigas sonriéndote y que sigas sonriendo a cada una de las personas que te vayas encontrando.
Te invito a que ralentices tu ritmo y te dejes llevar, fluir por las sonrisas, las conversaciones, compartires, abrazos, risas de l@s niñ@s en este primer día de escuela. Que si un/a niñ@ te pide su atención, pares y le des aquello que necesita y si no puedes se lo expliques.
Te invito a que seas amable contigo mañana y con tod@s las personas que tengas la suerte de poder compartir en la escuela.
Feliz primer día de curso a todas!!!!

miércoles, 30 de agosto de 2017

PRACTICANDO GRACIAS A MI HIJO LA PLENA CONSCIENCIA CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS




Hoy vengo a compartiros una toma de consciencia que
tuvo ayer mi hijo mientras volvíamos de dar un paseo con Negu nuestro perro e íbamos hacia casa.

Él me compartió que se había dado cuenta de que sus hij@s, cuando los tenga, harán un uso de la tablet, el ordenador, el móvil, los juegos más consciente que el que las personas adultas, sus amig@s, su hermana y él hacemos a día de hoy. Ya que cuando él tenga hij@s tendrán más experiencia y conocimiento sobre las tecnologías y así les podrán acompañar de una manera más consciente, más adecuada. Que se daba cuenta de lo difícil que ha de ser para mí acompañarle por mi falta de experiencia y al ser todo nuevo para mí, y por ello nos es complicado encontrar juegos no violentos, adecuados, ya que todo es nuevo.

Su toma de consciencia me pareció brutal, además la viví en vivo y en directo, y me dió tanta luz!! en este tema que me mueve tanto como es el de las tecnologías. Un mundo que a él le apasiona, y a mí me sigue gustando más pasear, nadar, naturaleza, yoga, los libros en papel, los juegos de mesa, ver un peli, ir al teatro. A mí me sigue inquietando que esté muchas horas frente al móvil, tablet.

Todo esto sucedió en parte porque al llegar al lugar donde llevamos a nuestro perro a que se dé un baño, es precioso, es un lugar tranquilo, al lado de la ría, solitario, con árboles, agua limpia. Y al llegar vimos una familia de madre, padre, abuelo, y cuatro niños. Tod@s ell@s sentad@s en sillas de playa al lado del murito de la ría y cada un@ con su nintendo, con la cabeza hacia abajo jugando a un juego de Mario Bross (me dijo mi hijo).
Esto le impactó a mi hijo, y al verles me lo compartió, estuvimos reflexionando debajo de un árbol sobre la situación, yo le decía que quizás estén así compartiendo, que sea la única manera de estar junt@s que tienen. Mi hijo me decía que le daba un poco de pena en un sitio tan bello, estar con la cabeza hacia abajo mirando a la máquina.., aunque por otro lado por lo menos estaban en naturaleza.
Yo le dije que para mí la naturaleza es dejarme sentir, embriagar por su hermosura, y que para ello necesito tener la mirada atenta, y la cabeza erguida o tumbarme en la hierba, en la arena. Y que no por ello no respetaba el plan de pasar junt@s el día de esta familia. Que quizás se toman un ratito de máquina tb en naturaleza, sin más.
Me apetecía mucho compartir este momento por si os puede inspirar, a mí me ha hecho parar y darme cuenta de que los tiempos están cambiando, y que lo importante es estar atenta y poder compartir. Os quiero lindas flores. Feliz tarde de miércoles.


Erlazionatutako irudia



lunes, 28 de agosto de 2017

CULTIVANDO LA AMABILIDAD CON MINDFULNESS, NOS CUESTA ACEPTAR UN GESTO AMABLE?

CULTIVANDO LA AMABILIDAD A TRAVÉS DE LA ATENCIÓN 

Tengo la suerte de poderos compartir que desde este pasado jueves hasta ayer por la mediodía he estado en familia en el encuentro de ALE (Asociación de la libre educación) en Ugena.
Ha sido maravillosa la experiencia, es el cuarto encuentro al que vamos y la sensación es la misma en los cuatro, serenidad, calma, respeto, ser una misma, y compartir, y compartir.
Las personas que lo organizan son muy generosas y aceptan todo tipo de propuestas para crear un programa de actividades lleno de color, amor, creatividad, motivación y buena energía. 
Yo les propuse para este encuentro un par de talleres de minfulness, y me dijeron que sí, que encantad@s. 
Uno de ellos fue sobre mindfulness para cultivar la amabilidad con una misma y con las demás personas.
Fue maravilloso poder compartir mi experiencia en este taller, ver cómo se iban uniendo personas, llenas de color, de ganas de sentir, de escuchar, de compartir, de tomar un poquito más de consciencia. 
Yo les compartí mi experiencia, mi proceso en el cultivo de la amabilidad, ya que para mí está siendo un reto. Yo vengo de la no amabilidad, de la no consciencia, de que si alguien era amable conmigo, tenía que estar alerta, o pensar que quizás quería algo de mí. Y sobre ser amable conmigo misma era algo que ni siquiera se me había ocurrido. Me habían transmitido que eso es de personas egoístas, que sólo piensan en ellas, yo vengo de que lo que era correcto era decir que no tengo ni tiempo para mí misma de lo tanto que se lo dedico a las demás personas. 
Ahora desde la consciencia, desde el mindfulness, siento un alivio, una sensación de bienestar infinita cada vez que soy amable conmigo misma, cada vez que me cuido, que me mimo, unos minutos al día, en una sonrisa que me dedico, un paseo que doy con mi perro, o sola en naturaleza, un baño en la mar, meditando, haciendo yoga, tumbándome en la hierba, dando un paseo descalza,....
Cultivando esa amabilidad conmigo misma se contagia a las personas que están conmigo, que viven conmigo, viendo ellas lo importante que es ese cuidarse. 
Compartiendo en este taller, las personas que hablaron, me dijeron que se habían dado cuenta de lo difícil que se les hacía recibir un gesto amable de otra persona, una sonrisa, un dejar pasar, la desconfianza que esta amabilidad provocaba en ell@s. 
Y gracias a este taller me di cuenta de que nunca le había dicho a mis hij@s que se cuiden ell@s mism@s, así de esta manera tan explícita, de lo importante que es, y ahora cada vez que tengo oportunidad se lo digo. También de transmitirles que yo me cuido, no que sólo les cuido a ell@s.
Mi hija que estará lejos de mí durante estos tres meses es a la primera que se lo dije el otro día. Que intentara cuidarse, mimarse todos los días un ratito, que pare, y que busque qué es eso que le hace sentirse cuidada y mimada y que ella misma se lo regale. Le gustó mucho la idea. Así que os invito a que lo compartáis con vosotras mismas primero y con alguien a quién améis. 
Cuidarse, mimarse una misma en mi experiencia es fundamental, ya que he estado gran parte de mi vida esperando a que las personas fueran amables conmigo cuando yo no era capaz de serlo conmigo misma!! Y desde que lo soy siento que valgo, que merezco, que soy importante para mí, y eso me da mucha energía para conseguir mis sueños y ser amable con las demás personas.