CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

lunes, 5 de junio de 2017

APRENDEN L@S NIÑ@S A COMPARTIR EN LA ESCUELA?




He oído varias veces que la escuela tiene como positivo que ayuda a l@s niñ@s a que aprendan a compartir. 
Para mí compartir es desde el amor, sin imposición, sin obligación, desde las ganas, el deseo de cada persona de compartir, o no compartir. 
Compartir para mí es respetar que la otra persona no quiera compartir conmigo algo. 
Desde mi experiencia os puedo compartir que en la escuela l@s niñ@s comparten casi todo de un modo impuesto, porque es la única manera en teoría de que funcione la escuela, desde el sólo hay 20 sillas así que ahora estamos un@s sentad@s y otr@s depie, sólo hay una persona adulta ahora y tienes que esperar tu turno, hay 5 manzanas y las tenemos que repartir entre tod@s, cuando a veces algun@s no quieren y otr@s se comerían dos pedazos. 
Todas estas premisas se dan desde un punto positivo en la escuela y y yo tengo dudas, en mi sentir el compartir obligado hace que l@s niñ@s todavía tengan un sentimiento de posesión más grande, miedo a perder su juguete, algo que han traído porque le obliguen a compartirlo. L@s niñ@s tienen miedo a decir que no quieren compartir algo, no se sienten libres de poder decirlo, cuando entre adultas no se nos ocurre si alguien no nos quiere compartir decirle nada o ni siquiera pedir algo que no es nuestro.
En la escuela l@s niñ@s aprenden que todo es de tod@s, esto es una frase que les descoloca mucho, ya que much@s al oírla lo creen tal cual, entonces si son más rápid@s más cosas podrán coger. Por ello en la escuela si hay una caja con material a repartir y saben que no hay para tod@s se enfadarán, correrán e intentarán por todos los medios coger algo. Ahí está nuestra labor, cómo hacer para que no peleen, no disputen por conseguir ese balón, triciclo,...
Unas veces puede ser no usando ese material cuando no hay opción para tod@s, preguntar primero quiénes quieren ese material, y hacer grupos, turnos de antemano,...
Os comparto una experiencia en el aula, hace 3 cursos estaba acompañando a niñ@s de 1 año, 2 y 3, y la hora de la fruta yo notaba que les producía mucho stress, estaban inquietos, pelábamos la fruta y en un bol grande echábamos todos los trozos y cada un@ por turnos iba cogiendo, un@s querían coger más de uno porque tenían miedo a que no llegara el segundo turno, otr@s querían elegir el trozo, otros cuando habían terminado hasta que no terminaba la vuelta se les hacía muy larga la espera. Se me ocurrió antes de la hora pelar la fruta y servirla en platos, cada niñ@ que tuviera su plato con sus trozos de fruta, y siempre posibilidad de repetir, o de si no querían todos los trozos dárselos a un/a amig@ o a nosotr@s. El ambiente cambió totalmente, ell@s más tranquil@s, a gusto, segur@s de que iban a comer una cantidad de fruta. 
Lo mismo me pasó con el agua, era costumbre tener una jarra en el aula sólo de uso para la maestra, ella era la que decidía cuándo y la cantidad, sirviendo a tod@s. Esto producía mucho stress en l@s niñ@s que tenían mucha sed y a otras horas que no la marcada. Una amiga me compartió que ella en el aula tenía una jarra en una mesita con agua fresca y que cada un@ se servía cuando necesitaba beber, moverse, pasar el agua de un recipiente a otro, lo hice y sigo así es una maravilla, para ell@s y para mí. A ell@s les encanta encargarse, se autorregulan y disfrutan de beber cuando tienen sed y de los paseos al baño a rellenar las jarras.  
Para l@s niñ@s de primera infancia entender que  un@s sí tienen y otr@s no es muy difícil  y el nivel de frustración es muy grande cuando tienen que esperar para que les toque tener eso que tanto desean un ratito.  
Y de donde nos  viene? Yo  creo que de este compartir obligado y no natural. Hay edades en que el compartir es algo inusual, no natural, y respetarlo es nuestro quehacer en mi opinión.
 En las horas de patio hay muchos conflictos por la posesión, por el compartir, y nuestra labor es en mi experiencia observar, escuchar y respetar al que quiere compartir y al que no. 
Anticipar conflictos por el compartir desde la obligación y ofrecer alternativas desde el amor.
Compartiendo nosotras l@s niñ@s compartirán.
Y si cuando no quieren compartir les respetamos, respetarán cuando nosotras no queramos compartir. 

Publicar un comentario